No cabe duda de que el Samsung Galaxy S6 y el iPhone 6 son unos de los mejores celulares del mundo. Aquí recopilamos 10 razones por las que el celular de la empresa surcoreana es mejor que el dispositivo de la gigante de Cupertino.

El Samsung Galaxy S6 y el iPhone 6 son unos de los mejores celulares del momento, integrando un elegante diseño y potente hardware que les permite ofrecer un excelente desempeño y una muy buena experiencia.

Aunque Android y iOS continúan siendo mundos diferentes que cuya adopción se basa en cuestión de preferencia. Sin embargo, el Samsung Galaxy S6 es mejor que el iPhone 6 en múltiples aspectos. Recopilamos 10 características y funciones en las que el Galaxy S6 supera al teléfono insignia de Apple.

1. La versión base tiene más almacenamiento

El iPhone 6 más barato tiene sólo 16GB de almacenamiento, mientras que la versión más barata del Samsung Galaxy S6 tiene 32GB de almacenamiento.

En EE.UU., con un contrato a dos años, generalmente los dos celulares tienen un precio inicial de US$199, lo cual significa que por menos dinero puedes obtener más almacenamiento si compras el Samsung Galaxy S6. Esto te permitirá almacenar más fotos, música y archivos directamente en el celular.

2. Funciones multitarea

samsung-galaxy-s6-multitarea

Así funciona la nueva función multitarea en los Samsung Galaxy S6. De pantalla completa puedes crear una ventana y puedes minimizarla.Captura de pantalla por Juan Garzón / CNET

¿Quieres dividir la pantalla con varios apps a la vez, o minimizar algunos para acceder fácilmente desde cualquier pantalla de tu celular? Esto es precisamente lo que la función de multiventana y multitarea del Samsung Galaxy S6 ofrece y que el iPhone con iOS todavía no.

Las funciones del Galaxy S6 te permiten dividir la pantalla en dos, convertir los apps en ventanas o minimizar las ventanas a burbujas para que se puedan acceder en cualquier momento, hasta cuando estás jugando un videojuego. Esta clase de funciones te permite, por ejemplo, ver un video mientras navegas por Internet o tienes una conversación por Hangouts.

3. Cargado inalámbrico y cargado rápido

El Samsung Galaxy S6 no es el primer celular Android que respalda la carga inalámbrica, pero es el primero de la empresa que no requiere de una cubierta adicional que te permite cargar el celular al colocarlo en la almohadilla sin estar conectado a un cable. Por su parte, el iPhone 6 no tiene integrada esta función de cargado inalámbrico.

Samsung asegura que el Galaxy S6 carga 1.5 veces más rápido que el Galaxy S5, ofreciendo horas de uso con sólo 10 minutos de carga. Esto es algo bueno, especialmente cuando tenemos en cuenta que el Galaxy S5 ya se cargaba relativamente más rápido que la mayoría de los celulares de su clase.

4. Modo de ahorro de batería

¿Recuerdas cuando no era necesario cargar todos los días tu celular, sino solo una vez a la semana? Ningún celular ofrece actualmente lo que lográbamos años atrás con celulares más básicos, pero es bueno siempre tener la posibilidad de extender un poco la duración de la batería de un teléfono, especialmente en ocasiones donde no podemos cargarlo y necesitamos comunicarnos con nuestros seres queridos.

El Samsung Galaxy S6 integra el modo de Ahorro de energía que logra extender levemente la duración de la batería, pero también incluye el modo ultra-ahorro de energía que extiende por horas la duración de la batería al limitar la sincronización de los apps en segundo plano, simplificar las funciones disponibles y colocando toda la interfaz en blanco y negro.

5. Pantalla más grande y con mayor resolución

Mientras que el iPhone 6 tiene una pantalla de 4.7 pulgadas, el Samsung Galaxy S6 tiene una pantalla de 5.1 pulgadas. Esto permite que mayor contenido sea visible en la pantalla y que la experiencia pueda ser un poco mejor, o ¿no crees que es mejor tener un televisor grande en vez de uno pequeño en tu casa?

Asimismo, la pantalla del iPhone 6 tiene una resolución de de solo 1,344×750 pixeles, mientras que el Galaxy S6 tiene una resolución que es casi el doble de la del iPhone (2,560×1,440 pixeles).

El iPhone tiene su modelo más grande, iPhone 6 Plus, que ofrece una pantalla de 5.5 pulgadas, pero cuesta US$100. Aún así, el Galaxy S6 sigue teniendo una mayor resolución y, si lo que quieres es una pantalla más grande, puedes comprar el Samsung Galaxy Note 4.

6. Sensor de ritmo cardíaco

El flash de la cámara del Samsung Galaxy S6, junto con otros sensores, le permiten al celular lograr identificar tu ritmo cardíaco, al igual que la saturación de oxígeno en tu sangre. Esta función puede ser una buena manera de identificar qué tan fuerte estás trabajando en el gimnasio y, aunque no funciona perfecto, es bueno tener la opción de hacerlo. Mientras que el iPhone no tiene un sensor que le permite determinar tu ritmo cardíaco, es posible identificarlo de manera similar con algunos apps que necesitas descargar.

7. Accesorio para convertirlo en unas gafas de realidad virtual

La realidad aumentada parece ser el futuro de la tecnología y Samsung está un poco más adelantado que Apple en esta área. El Samsung Galaxy S6 tiene sus propias gafas de realidad aumentada, Gear VR, que te permiten sumergirte en videos, videojuegos o fotos 360 para transportarte a diferentes mundos virtuales.

8. Tiene una versión con un diseño único

9. Mayor personalización

samsung-galaxy-s6-temas

Los Samsung Galaxy S6 ahora incluyen temas para cambiar el diseño del celular.Captura de pantalla por Juan Garzón / CNET

Es cierto que Android ofrece mayor libertad y personalización, pero por primera vez Samsung integra una tienda de temas que permiten que sea muy sencillo cambiar los fondos de pantalla, los iconos, colores, diseño de la interfaz y otros aspectos. Esto permite que los usuarios con poca experiencia o que no quieren invertir mucho tiempo en la personalización de sus celulares puedan darle un aire nuevo con pocos pasos. El Galaxy S6 también te permite personalizar un poco los menús de las configuraciones.

10. Pagos usando campos magnéticos

Samsung Pay es el nuevo sistema de pagos de la empresa que comenzará a funcionar en los próximos meses y el Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge serán los primeros dispositivos en disfrutar de esto.

El iPhone 6 tiene Apple Pay y es una manera fácil de realizar pagos sin necesidad de llevar nuestras billeteras a todas partes o sacar la tarjeta de crédito o débito del bolsillo. Es simple y fácil de usar, pero es necesario que las tiendas tengan terminales de pagos que soporten la tecnología NFC.

Google Wallet es otra opción que está disponible en Android (generalmente si los operadores no lo tienen bloqueado), pero también requiere de terminales con NFC para poder realizar los pagos.

Mientras que Apple inició su servicio con 220,000 vendedores participantes a finales de 2014 y Google Wallet funcionaba en más de 300,000 cuando inició en 2011, Samsung asegura que su servicio de pagos será soportado en muchos más puntos de pago debido a que además de NFC usa la tecnología de LoopPay.

Esta tecnología permite realizar pagos creando un campo magnético entre la terminal y el celular para que la terminal procese el pago como si fuera una tarjeta de crédito o débito tradicional. Se estima que esta clase de pagos estará habilitada y funcionando en cerca del 90 por ciento de los lugares donde ya aceptan pagos con tarjetas de crédito o débito. Esto le da una gran ventaja a Samsung Pay y muestra el gran potencial que puede tener.

FUENTE