image

 

Louis Vuitton ha diseñado un pendiente y un brazalete, junto al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), para ayudar a los niños más necesitados alrededor del mundo.

“Los niños del mundo están constantemente expuestos al peligro, al conflicto, a enfermedades y desastres naturales”, dice la página principal de la marca. “Únete a nosotros. Juntos podemos hacer la diferencia”.

La pequeña colección se llama Silver Lockit, y las dos piezas que la conforman están hechas de plata y vienen adornadas con el famoso candado irrompible que creó la casa francesa en 1890 y que tiene grabadas las iniciales de la marca.

Tanto el collar como el brazalete cuestan $500, de los cuales $200 serán donados a UNICEF en nombre del comprador.

Además de crear estas dos piezas, Louis Vuitton se ha comprometido a promocionar en sus redes sociales la campaña Make a Promise, donde invita a sus clientes y al público a unirse a su esfuerzo ya sea comprando la colección o donando directamente a la organización.

Fuente

image