image

 

Después de tres matrimonios fallidos con mujeres, la exatleta Caitlyn Jenner -conocida como Bruce antes de someterse a un cambio de sexo- quiere probar suerte en el amor manteniendo relaciones sentimentales con hombres.

“No me veo yendo a citas con mujeres en el futuro. Lo he experimentado. Lo he hecho. Tengo tres exmujeres”, confiesa en el tráiler de la segunda temporada de su programa de telerrealidad ‘I Am Cait’, cuyo estreno está previsto para marzo.

Para Caitlyn -que tiene seis hijos con sus tres exmujeres: Chrystie Jenner, Linda Thompson y Kris Jenner- aún sigue resultando difícil adaptarse a su nueva vida tras su transición.

“A veces siento que estoy echando al viejo Bruce. Puede que él no mereciera desaparecer”, comenta en el vídeo promocional tras recibir su carné de conducir con su nueva identidad.

Problemas en la familia

Una de sus hijas, la modelo Kendall Jenner -fruto de su matrimonio con Kris-, también está lidiando con sus problemas a raíz del cambio que se ha producido en la dinámica familiar, especialmente porque ya no comparte las mismas aficiones que Caitlyn.

“Echo de menos algunas de las cosas que papá y yo siempre solíamos hacer. Me gustan las cosas de chicos, me gusta el motocross y, no sé, los deportes de aventura. Siento que vosotras os lleváis muy bien porque os encanta el maquillaje y a mí claramente no me gusta tanto”, explica Kendall a su hermana Kylie en el adelanto del próximo episodio de ‘Keeping Up with the Kardashians’.

En respuesta, Kylie le propuso que organizara algún plan con Caitlyn, además de darle una sencilla solución: “hablar con ella”.

“Podrían hacerse la manicura juntas. Solo tienes que ir a hablar con ella”, sugirió Kylie.

Sin embargo, a Kendall le preocupa que sus palabras hagan daño a Caitlyn después de todo lo que esta ha luchado para rehacer su vida.

“Me alegro mucho de que mi padre sea realmente feliz y se encuentre cómoda con todo, no quiero ser la que se interponga en eso”, explicó.

Fuente