image

 
La estrella televisiva Khloé Kardashian se llevó el susto de su vida al recibir un mensaje de su excuñado Scott Disick afirmando que ya no podía “aguantar más”, mientras la expareja de este y madre de sus tres hijos, Kourtney, se encontraba de viaje.

En el último episodio de “Keeping Up with the Kardashians”, se puede ver cómo Khloé, acompañada de sus hermanas Kim y Kendall y de su madre, Kris Jenner, llama a Scott para intentar averigurar dónde se encontraba después de recibir el alarmante mensaje.

“¿Por qué me has mandado ese mensaje? ¿Estás bien?”, le pregunta Khloé a Scott, quien se limita a responder: “No puedo más”.

Aunque la familia de su expareja se ofreció a llamar a la policía en su nombre para que comprobaran cómo se encontraba, Scott, que ingresó en rehabilitación durante varios meses tras concluir su relación con Kourtney el pasado mes de julio, rechazó de plano la oferta.

“No puedo seguir adelante sin mi familia”, afirmó tajante por teléfono, a lo que Khloé respondió: “Lo comprendo, pero tienes que intentar ponerte mejor. No puedes tirar la toalla, ¿entendido? ¿Dónde estás, Scott? No puedo comprenderte, de verdad que me gustaría hacerlo”.

En la emotiva conversación telefónica que mantuvo con Khloé, Scott confesó que echaba de menos a Kourtney y a sus hijos, Mason (6), Penelope (3) y Reign (1).

“Nunca más volveré a conocer a nadie más guapa que ella, y la quiero. Pero ella ya no me quiere”, se lamentó Scott, haciendo referencia a la madre de sus hijos.

“Sí que te quiere, pero quiere que te mejores y que aprendas a quererte a ti mismo”, intentó tranquilizarle Khloé sin éxito, ya que Scott se limitó a responder: “Mi vida ha acabado, oficialmente, lo único que quiero es terminar con todo. Solo quería que lo supieras”.

Después de escuchar las alarmantes palabras de Scott, Khloé y su familia consiguieron localizar su paradero, en Nueva York, y ponerse en contacto con Chris Reda, amigo de Scott, para pedirle que intentara encontrarle y calmarle.

“Si no consigues entrar en su habitación, quiero que me mandes un mensaje y que llames a los servicios de emergencias. No es una broma. Llámame y dime qué sucede”, le pidió la matriarca del clan Kardashian a Chris.

Afortunadamente, Chris consiguió que Scott le abriera la puerta, tras lo cual llamó a Kris para tranquilizarla asegurándoles que este se encontraba bien.

Fuente