image

 

Los bomberos de la ciudad italiana de Padua se enfrentaron a una sorprendente emergencia cuando una mujer acudió a una de sus estaciones para pedirles que la ayudaran a abrir el candado de un cinturón de castidad.

A la señora de 60 años, que no ha sido identificada, no le había quedado más remedio que recurrir al servicio de emergencias después de que se le perdiera la llave que abre el artilugio, informó el diario británico Daily Mirror, que cita como fuente el periódico local Il Mattino di Padova .

“He perdido las llaves y no puedo abrirlo”, explicó la mujer, que dejó boquiabiertos a los bomberos cuando se levantó la ropa y reveló que el candado al que se refería cerraba un cinturón de castidad de hierro.

Los bomberos lograron abrir el candado, pero preocupados por si la señora llevaba el cinturón obligada, investigaron su situación.

Al final confirmaron que lo portaba voluntariamente como un método para evitar mantener relaciones sexuales.

Fuente