PETA's 35th Anniversary Party at Hollywood Palladium on September 30, 2015 in Los Angeles, California.

 

El sitio web de Charlie Rose dio a conocer este día la conversión íntegra que el periodista sostuvo con Sean Penn sobre su encuentro con Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, y de la relación con Kate del Castillo.

En el video de 54 minutos, el actor dice que el Gobierno de México ha filtrado conversaciones de celular editadas, o porque hay gente enojada por la recaptura de “El Chapo”, o porque quieren vengarse de la actriz mexicana por no hablar bien de esta administración federal o por lo que dijo en 2012.

“Eso se traduce en dos cosas: un espíritu de venganza [vindictiveness] de algunos en el Gobierno de México que, o están infelices por su captura por la información que él [“El Chapo”] tiene sobre ellos, o no están contentos con Kate del Castillo. La quieren castigar por decir algo en 2012 que no era halagador para el Gobierno de México”, dijo.

Sean Penn explicó en la entrevista que hubo conversaciones con una tercera persona y con Kate del Castillo sobre la película. No está seguro, afirmó, si era una biografía o un documental.

–Pero no tenía, y no tengo interés, como sea, en eso [en una película]. De hecho, previamente firmé el rechazo de los derechos a una película porque esa clase de asuntos los firmas cuando publicas un artículo en una revista. No tengo interés en eso –dijo Penn, enfático.

En ese punto de la entrevista, el actor señaló que él vio, en un encuentro con “El Chapo” Guzmán, una ventana de oportunidad para discutir sobre las políticas de la guerra contra las drogas.

–Esa fue mi idea, simplemente.

–Querías tener una conversación sobre las políticas de la guerra sobre las drogas –le dijo Rose.
–Así es.

–Esa era tu motivación..

–Pero con los lectores –interrumpió Penn–. Con él, quería sentarme, observar y hacer preguntas. Y usarlo como una ancla para este artículo.

–¿Y él qué dijo, por qué aceptó?

–No puedo leer su mente.

–Sí, pero hablaste con él y conoces a los personajes involucrados.

Sean Penn explicó enseguida que “El Chapo” estaba al tanto que había compañías que querían hacer una película, con él o sin él, sobre su vida.

–Creo que él tenía la idea de que quizás debía contar él mismo su historia.

El periodista, Rose, le habló sobre los intercambios de mensajes de celular entre Kate del Castillo y Guzmán Loera, publicados por Milenio y El Universal, ambos medios mexicanos.

Rose le dijo, como contexto, que hay sugerencias de que Guzmán Lera estaba encandilado o ilusionado o impresionado en y por ella.

–Creo que entendemos, en esos intercambios, lo mismo que entendemos si tratamos de espiar los mensajes de nuestros amigos. Nunca sabemos el contexto […]. Kate del Castillo es una persona muy brillante, muy cálida y muy moral.

–Una persona moral –le interrumpió Rose.

–Sí –insistió Sean Penn, y continúa–. Es una persona que se preocupa de manera extraordinaria. Y lo he visto porque he comprendido a Kate y he conocido a algunos de sus amigos. Y he visto eso. Creo que, cualquiera que sea la naturaleza de las conversaciones con alguien como él, entendamos, es una situación muy surreal en la que te colocas. En esas situaciones, nunca sabes cuando alguien está jugando al policía bueno y al policía malo con alguien más. Nunca sabes, realmente, lo que estás leyendo.

–Sugieres que alguien las hizo disponibles [las conversaciones].

–Sugiero que lo fabricaron. Que dijeron cosas como: “Este grupo, o este grupo de Hollywood o como quieran llamarlo, es el motivo por el que lo arrestamos [a Guzmán Loera]“. Eso se traduce en dos cosas: un espíritu de venganza [vindictiveness] de algunos en el Gobierno de México que, o están infelices por su captura por la información que él [“El Chapo”] tiene sobre ellos, o no están contentos con Kate del Castillo. La quieren castigar por decir algo que no era halagador sobre el Gobierno de México en 2012. Mi opinión es que, en la búsqueda de una coartada, como lo hicieron y como lo haría cualquier grupo de inteligencia para cubrir su trabajo, tuvieron una muy conveniente: este artículo en la revista Rolling Stone. Dijeron: “Esta actriz que ha dicho cosas sobre nosotros, este actor que se cree periodista dijo esto, ¿sabes? Vamos a usar eso”. Y la gente cree estas cosas. Y lo que realmente es alarmante, lo alarmante de los periodistas lo toman de manera equivocada y lo repitan una y otra vez, es que nadie entiende a la gente que reporta desde el mundo real, qué tan real es este mundo.

–¿Crees que el Gobierno de México filtró las conversaciones para verte culpado, para ponerte en riesgo?

–Sí.

–¿Querían empujar al Cártel [de Sinaloa] a ponerte en su mira?

–Sí.

–¿Tienes miedo por tu vida?

–No.

–¿Crees que el Cártel te quiere hacer daño porque aceptaron la idea de que la visita que hiciste, de alguna manera, llevó a la recaptura de “El Chapo”?

–Han estado en el negocio por mucho tiempo. Han manejado asuntos con la Ley por mucho tiempo. Han dudado de información manipulada por mucho tiempo. Son gente irracional, así que no puedo asegurar que no esté en riesgo.

El viernes pasado se dio a conocer la primera parte de la entrevista entre Penn y Charlie Rose que fue transmitida en el programa 60 Minutes de la cadena estadounidense CBS. Este lunes se difundió en el Servicio Público de Radiodifusión, (PBS por sus siglas en inglés) la versión completa de 54 minutos.

El actor norteamericano y Kate del Castillo se reunieron con “El Chapo” Guzmán Loera en una reserva ecológica de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). El medio que acercó a Del Castillo al entonces líder del Cártel de Sinaloa fue su cuenta de Twitter, @katedelcastillo, a través de la cual, en enero de 2012, le envío una carta para pedirle que en lugar de traficar con drogas, “traficara con el bien”.

En 2012, Kate del Castillo se expresó en contra del gobierno entrante, el del Presidente priista Enrique Peña Nieto.

Después, la actriz estuvo entre los muy pocos personajes públicos que cuestionó la justificación que dio la Primera Dama, Angélica Rivera, sobre cómo obtuvo la “casa blanca”, una propiedad cedida en condiciones especiales a la pareja presidencial por una constructora beneficiada con contratos durante el sexenio de Peña Nieto en Edomex y en los primeros meses en Los Pinos.

Del Castillo fue citada esta semana por la Procuraduría General de la República (PGR) a declarar como testigo por la reunión que ella y Sean Penn tuvieron con el capo sinaloense.

Su padre, Eric del Castillo, aseguró este día que la PGR no ha enviado ningún citatorio. Sin embargo, adelantó que la protagonista de “La Reina del Sur” se presentará en el Consulado de Los Ángeles para rendir su declaración.

El pasado 13 de enero aseguró por medio de su cuenta de Twitter que “muchos han decidido manipular la información” respecto al contacto que sostuvo con Guzmán Loera, mientras el narcotraficante se encontraba prófugo de la justicia.

“Gracias por su apoyo. Como era de esperarse muchos han decido manipular la información y fabricar historias falsas para distraernos del verdadero tema. Pronto contaré mi versión. Kate del Castillo”, escribió la actriz mexicana en su cuenta de Twitter [@katedelcastillo], en un mensaje que publicó en inglés y español.

En la primera parte de la entrevista que le hizo Charlie Rose, Penn, quien ha sido criticado por su artículo en la revista Rollin Stone, dijo que no es bueno “demonizar” al capo, “ni a él ni a cualquier ser humano”. Justificó que incluso estamos casados con este tipo de personajes, porque son parte de nuestro tiempo y nos están afectando.

Sobre otro de los aspectos por el que fue cuestionado el actor fue por el tipo de preguntas realizadas, demasiado comprensivas y hasta justificando a “El Chapo”, a lo cual respondió: “Yo no estaba presente en los asesinatos […], lo que escribí fue un pilar para hablar de política de drogas”.

La revista Rolling Stone publicó la controvertida entrevista entre Penn y Guzmán Loera un día después de que el capo fuera capturado en Los Mochis, Sinaloa. No obstante, el también productor estadounidense no fue la única opción para contar la biografía de “El Chapo”.

Al menos dos periodistas y un narrador más, todos ellos extranjeros, dijeron no a las personas cercanas a Guzmán Loera.Uno es Gerardo Reyes, un reconocido y premiado periodista de Univisión, el otro el colaborador de The New Yorker Patrick Radden Keefe; y el otro, Diego Fonseca, un editor y escritor argentino. Sólo Sean Penn accedió al encuentro con el narcotraficante mexicano, el cual se concretó el 2 de octubre del año pasado.

Fuente