image

 

El actor de la franquicia ‘Rápidos y Furiosos’, Tyrese Gibson, considera que Chris Rock no debería seguir adelante con los planes para presentar la ceremonia de los Óscar porque su participación no ayudará a cambiar el problema de la falta de intérpretes negros en las nominaciones de la Academia.

“No hay ninguna manera de que pueda bromear sobre el tema. No hay ninguna forma en la que pueda aprovechar ese momento para decir: ‘Voy a hablar de este tema y del problema que tenemos, pero al mismo tiempo todavía voy a conservar mi trabajo como presentador’. El mensaje que debería enviar es que ha renunciado”, afirmó Tyrese a la revista People.

Desde el punto de vista del intérprete, si la polémica estuviera relacionada con los derechos de los homosexuales en lugar de con la falta de diversidad en Hollywood, cualquier presentador homosexual se habría negado a presentar la gala.

“Si el presentador, Chris Rock, fuera homosexual, habría renunciado inmediatamente”, añadió.

Por su parte, varias estrellas como el director Spike Lee y la actriz Jada Pinkett Smith -mujer de Will Smith y amiga íntima de Chris- ya han anunciado que no acudirán a la entrega de los Óscar el próximo 28 de febrero en señal de protesta.

“Chris, este año no iré a los Premios de la Academia de Cine y tampoco veré la ceremonia desde casa, pero no se me ocurre un hombre mejor que tú para hacer el trabajo, amigo mío. Buena suerte”, explicaba Jada en un vídeo publicado en su Facebook.

Fuente