image

 

La cantante Céline Dion fue incapaz de contener las lágrimas en el velatorio de su marido, René Angélil, que tuvo lugar este jueves en la basílica Notre Dame de Montreal. La intérprete, que lucía un vestido negro y un velo de red del mismo color, estuvo apoyada en todo momento por su madre, Thérèse, y su hijo mayor, René-Charles, de 14 años.

Cientos de personas, incluyendo políticos y fans de la estrella de la música, acudieron a dar el último adiós a René, una demostración de cariño que consiguió hacer que Céline se emocionara en un momento dado, en el que se le pudo ver secándose las lágrimas con un pañuelo.

La intérprete, que no se separó del ataúd abierto en el que descansaba el cuerpo de su marido, también fue vista colocando cariñosamente su mano sobre las de René en un gesto de despedida.

El funeral estuvo abierto al público que quiso mostrar su apoyo y cariño a la artista canadiense y su familia.El funeral estuvo abierto al público que quiso mostrar su apoyo y cariño a la artista canadiense y su familia.
A la entrada de la basílica donde se celebró el velatorio se colocó una pantalla gigante con una foto de René, cuyo funeral se celebrará hoy viernes en el mismo lugar y será grabado y retransmitido por internet.

La última semana ha resultado extremadamente dura para Céline, que también perdió a su hermano Daniel a los pocos días y, desgraciadamente, también como consecuencia del cáncer. Sin embargo, la cantante ha encontrado algo de consuelo en el apoyo recibido por parte de todos sus fans.

“El apoyo que hemos recibido ha sido una bendición”, afirmó Céline a la revista People este jueves.

Fuente

image