image

 

Un amigo de Lamar Odom aseguró que el exmarido de Khloe Kardashian ‘está mejorando’, pero está muy lejos de volver a ser una persona normal.

“Es capaz de caminar, de hablar un poco, pero es muy lento, ha perdido su capacidad de raciocinio”, dijo la fuente.

Khloe lo trasladó de Cedars Sinai Medical Center, a una discreta clínica de rehabilitación cerca de su casa en Calabasas.

Fuente