CESAC

AEROPUERTO LAS AMÉRICAS. Motoconchistas que laboran en el traslado de pasajeros desde y hacia esta terminal, se quejaron de que oficiales del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil, CESAC, mantienen una persecución en su contra.

José Ramón Polanco Álvarez, presidente de la Parada Ruta 66, dijo que el director ejecutivo del CESAC ha ordenado disolver la organización de transporte que lleva desde 1998 ofreciendo servicios a empleados del AILA que no tienen vehículos y que deben desplazarse a diario a sus respectivos puestos de trabajo.

Explicó que la parada que dirige solo cuenta con 20 miembros, que han sido depurados por la Policía Nacional y por la Procuraduría de la Republica, sin antecedentes delictivos y que al contrario han ayudado a la policía nacional a resolver casos de robos en este lugar.

Manifestó que dicha estación de motoconchos depositó una lista de sus miembros en la Policía Nacional, están todos carnetizados y rotulados y a pesar de no ser autoridades velan para que motoristas forasteros no se apersonen en busca de pasajeros.

Aseguró que no entiende por qué al CESAC le disgusta que ellos realicen sus servicios en ese lugar, debido a que el 90% de los empleados del Aeropuerto Las Américas utiliza ese transporte porque es más económico y sus sueldos no les alcanzarían para pagar taxis desde aquí hasta sus residencias.

Los Motoconchistas del Aeropuerto Las Américas están afiliados a la Organización Nacional de Motoristas de la República Dominicana, ORNAMOTO y aseguran que actúan apegados a normas y reglas de la terminal a pesar de tener su parada en el área pública del aeropuerto.

Mostraron una comunicación enviada al General de Brigadas Aracenis Castillo de la Cruz, director ejecutivo del CESAC, con copias a las demás autoridades del AILA, para que intervengan en busca de solucionar su situación.

Culminaron diciendo que llevan 18 años brindando servicio de transporte sin incurrir en delincuencia y sin quejas de los usuarios, por lo que no ven por qué el CESAC los quiere despojar del trabajo que ha sido y es el sustento de la familia de cada uno de ellos.

FUENTE