image

 

Hay alguien en California que tiene una fortuna y probablemente no lo sabe.

La Lotería de ese estado sigue esperando a ver si aparece la persona que ganó $63 millones en el sorteo de la SuperLotto Plus el año pasado. El ticket fue comprado el día 8 de agosto en un 7-Eleven ubicado en Chatsworth, California, según informó el canal de televisión KTLA y el diario Los Angeles Times.

Los responsables de la lotería dijeron que si el propietario del boleto no reclama el premio a más tardar este jueves a las 5 p.m., hora del Oeste, el dinero será destinado a las escuelas públicas de California.

“A este punto, las probabilidades de que venga alguien a reclamar son escasas,” dijo el portavoz de la lotería Alex Traverso al diario angelino.

Curiosamente este no es el único premio que no ha sido reclamado recientemente en California. Uno de los tickets ganadores del bote de 1,600 millones de dólares del Powerball el pasasdo enero tampoco ha sido recogido por su ganador, según la Lotería californiana. Ese boleto fue comprado en Chino Hills, a 35 millas al este de Los Ángeles.

Fuente