image

 

En lo que parece haber sido un arrebato, Paris Jackson reveló que como parte de su rutina acude a sesiones de Alcohólicos Anónimos.

La hija del desaparecido Michael Jackson escribió un mensaje en Instagram en el que expresó que, no por haber crecido en una familia famosa, tiene la obligación de satisfacer las peticiones y deseos de la gente.

“Esto es ridículo. ¿Esperan a que me siente todo el día para responder los mensajes que me deja la gente (positivos o negativos)? Tengo reuniones de AA a las cuales asistir, obligaciones familiares, cuestiones personales.

“Es muy egoísta que, literalmente, me ataquen por cada p3nd3d… que posteo porque gente a la que ni conozco no consigue lo que quiere. No conozco a ninguno de ustedes”, escribió.

No está claro si la joven, de 17 años, se refería a un comentario en específico o si su reacción fue resultado del constante bombardeo que recibe en redes sociales.

“Aprecio el amor y apoyo, pero sus expectativas son estúpidamente ridículas. Las expectativas que tenían de mi padre eran estúpidamente ridículas. No les debía nada y, sin embargo, lo despedazaron a diario. No dejaré que eso me pase a mí.

“Estoy harta de esto, le agrega mucho estrés a mi vida. Literalmente, soy la única persona que responde sus comentarios en general. ¿Lo hacen Justin (Bieber), Kylie (Jenner), Kendall (Jenner), Cody (Simpson)? Ninguno lo hace, pero veo que esto no es suficiente”, se quejó.

Paris también mostró su molestia por todo lo negativo que le escriben en su perfil desde que decidió hacerlo público, y atribuyó a esos ataques la depresión que sufrió.

“Cuando tenía 14 años, tenía que borrar cada comentario porque la gente peleaba mucho o enviaba puros mensajes de odio, al grado que me llevaron a intentar suicidarme. Siempre ha sido lo mismo, pero hasta ahora hablo al respecto”, continuó.

Fuente