La cantante está agradecida a Kourtney, Kim y Khloé Kardashian por ayudarle a valorar sus curvas

Aunque las hermanas Kardashian no siempre han sido vistas con buenos ojos por otras estrellas de la industria del entretenimiento, la cantante Demi Lovato se siente en deuda con Kourtney, Kim y Khloé por demostrarle que la belleza no es patrimonio exclusivo de las personas delgadas.

“Cuando las Kardashian entraron en escena fue la primera vez que yo empecé a asociar curvas con belleza, y eso era algo totalmente nuevo para mí. Recuerdo que pensé: ‘Vaya, esto es genial’. E incluso durante las temporadas en las que todavía tenía problemas con la comida, podía mirar las curvas de Kim y decirme a mí misma que debería estar orgullosa de las mías. Y, aunque ahora me resulta evidente que hay muchos tipos de belleza, gracias a ellas pude sentirme tan a gusto en mi propia piel como para hacer el reportaje [desnuda] para Vanity Fair“, explicó Demi en el programa ‘The Ellen DeGeneres Show’.

Ahora la intérprete espera poder convertirse ella misma en un modelo a seguir para otras jóvenes, proporcionándoles un ejemplo diferente de lo que es la belleza.

“En mi caso, estaba creciendo y me encontraba en esa etapa en la que tu cuerpo comienza a cambiar y lo único que quieres es parecer maravillosa. Era la época en la que las personas más populares de Hollywood estaban realmente muy muy muy delgadas, así que esos eran los únicos referentes que tenía. Y después de pasar por todos mis problemas con la comida pensé: ‘Quiero marcar la diferencia para los jóvenes que están creciendo ahora‘ porque desearía que alguien se me hubiera acercado cuando tenía 12 o 13 años y me hubiese dicho: ‘No tienes que tener ese aspecto para ser genial’”.

Fuente