image

 

El legendario cantante británico Paul McCartney fue rechazado hasta en dos ocasiones a la entrada de una de las fiestas posteriores de la 58 edición de los Grammy, informó hoy el portal TMZ, especializado en información sobre famosos.

El exintegrante de The Beatles acudió en la noche del lunes al club Argyle, en Hollywood (California, EUA), junto al cantante Beck y el batería de Foo Fighters, Taylor Hawkins, pero el vigilante de seguridad que supervisaba la entrada al evento -organizado por el rapero Tyga- no les permitió la entrada.

En el vídeo publicado por TMZ se puede escuchar a McCartney decir: “¿Cómo de famosos tenemos que ser? Necesitamos otro éxito. Beck, ¡trabaja en ello!”. “El próximo año”, contesta el músico estadounidense.

Tras intentar acceder a la fiesta por segunda vez y ser rechazados de nuevo -en el vídeo se aprecia cómo el vigilante consulta con alguien de dentro del recinto, sin éxito-, el trío decide rendirse y acudir a otra fiesta, esta vez en Hyde, situado en Sunset Boulevard, organizada por Republic Records.

Tyga, consultado por TMZ a la salida del evento, dijo no estar al corriente del portazo a McCartney y compañía.

Fuente