image

 

Parece que Donald Trump está tratando de apagar su controversia con el papa Francisco.

En una entrevista el jueves por la noche en CNN, el candidato republicano a la presidencia dijo que el papa “es un tipo maravilloso” al ser preguntado acerca del líder de la Iglesia católica, quien dijo que la propuesta del magnate de levantar un muro en la frontera no es de una persona cristiana.

“Creo que él dijo algo mucho más suave de lo que originalmente se reportó en los medios”, prosiguió Trump. “Creo que escuchó un lado de la historia, que probablemente es del Gobierno de México”, dijo. “Creo que se le representó incorrectamente y también que le dieron la información equivocada”.

Estas palabras conteastan con la primera reacción del magnate a las declaraciones del papa Francisco en el avión que lo llevaba de vuelta a Roma tras su visita pastoral a México, durante la que visitó la localidad fronteriza de Ciudad Juárez.

“Es vergonzoso que un líder religioso esté cuestionando la fe de otra persona”, aseguró Trump poco después de conocerse la opinión del pontífice.

En cambio, ahora dijo que la gusta “la personalidad” de Francisco. “Me gusta lo que él representa y ciertamente le tengo un gran respeto a su puesto”, aseguró a CNN.

Trump había recurrido ayer temprano a sus redes sociales, para enviar un mensaje sobre el papa Francisco. Esto fue lo que dijo:

En respuesta al Papa:

Si y cuando el Vaticano sea atacado por ISIS, que como se sabe sería el mayor trofeo de ISIS, les puedo prometer que el Papa sólo habría deseado y rezado para que Donald Trump hubiera sido presidente, porque esto no habría sucedido. ISIS habría sido erradicada a diferencia de lo que está sucediendo ahora con nuestra todos nuestros políticos que hablan mucho y no hacen nada.
El gobierno mexicano y su liderazgo han hecho muchos comentarios despectivos sobre mí al Papa, porque quieren seguir estafando a los Estados Unidos, tanto en el comercio como en la frontera, y entienden que estoy totalmente al tanto de lo que están haciendo. El Papa sólo se escucha un lado de la historia – no vio el crimen, el tráfico de drogas y el impacto económico negativo de las políticas actuales tienen en los Estados Unidos. No ve cómo el liderazgo de México es más astuto que el presidente Obama y el liderazgo en todos los aspectos de la negociación.
Para un líder religioso cuestionar la fe de una persona es una vergüenza. Estoy orgulloso de ser cristiano y como Presidente no voy a permitir que el cristianismo sea atacado constantemente y debilitado, a diferencia de lo que está sucediendo ahora, con nuestro actual presidente. Ningún líder, especialmente un líder religioso, debe tener el derecho de cuestionar la religión o la fe de otro hombre. Están utilizando al Papa como un peón y deberían avergonzarse de sí mismos para hacerlo, sobre todo cuando se trata de tantas vidas y cuando la inmigración ilegal es tan rampante.

Donald J. Trump

Fuente