image

 

La tos es uno de los síntomas más molestos y comunes que pueden experimentar las personas. Esta puede producirse como un mecanismo de defensa del cuerpo ante el ataque de los virus y demás microorganismos que atacan al sistema respiratorio.

La bronquitis, el asma o infecciones virales como la gripe y el resfriado son causas principales de esta condición; sin embargo, también puede deberse al consumo de ciertos medicamentos o a las alergias que se producen por la exposición a la contaminación.

En cualquier caso, la mayoría de los que tienen que combatirla se apoyan en el consumo de jarabes y otros remedios para poder controlarla, en especial durante las horas de descanso.

No obstante, no siempre resulta necesario acudir a los tratamientos convencionales que ofrece la industria farmacéutica; existen productos 100% naturales que por sus propiedades apoyan su recuperación.

Este es el caso de un jarabe casero de zumo de piña cuyas cualidades nutricionales calman la inflamación y controlan los cuadros de tos.

¿Por qué la piña es efectiva para combatir la tos?

Una gran parte de los beneficios de la piña se deben a su alto contenido en una enzima digestiva conocida como bromelina. Esta actúa como un poderoso antiinflamatorio y antiviral, ideal para reducir la presencia de microorganismos dañinos en el cuerpo.

Se dice que puede ser hasta cinco veces más efectiva que los jarabes contra la tos, pues además contiene cerca del 50% de los requerimientos diarios de vitamina C por cada taza de jugo.

La vitamina C es primordial para mantener una buena respuesta inmunológica y con ello prevenir varios tipos de enfermedades.

También concentra niveles significativos de manganeso, un mineral que favorece la salud de los huesos y de los principales tejidos. Su función es determinante para una adecuada absorción del calcio, la función del sistema nervioso y el metabolismo de los hidratos de carbono y las grasas.

El zumo natural también se ha valorado como un fuerte antiinflamatorio natural, capaz de tratar condiciones graves como la artritis, la sinusitis y síntomas como el dolor de garganta y la congestión nasal.

Debido a todos estos efectos, desde hace un tiempo se viene promoviendo su consumo como complemento para aliviar las afecciones que atacan el sistema respiratorio.

Con este fin se puede preparar como un jarabe natural combinado con otros ingredientes saludables como el jengibre, la pimienta, la miel y el zumo de limón.

Como resultado se obtiene una poderosa bebida rica en antioxidantes, ideal para sustituir los jarabes comerciales obteniendo beneficios adicionales para la salud.

¿Cómo preparar jarabe casero de piña para combatir la tos y la inflamación?

La preparación de este jarabe natural es muy sencilla y no requiere ingredientes demasiado costosos.

Eso sí, es importante aclarar que el zumo de piña debe ser natural, ya que los comerciales suelen venir cargados con azúcares y otros añadidos que le hacen perder sus propiedades.

En cuanto a la miel también es bueno fijarse bien en la etiqueta, porque suelen venir presentaciones de tipo industrial, las cuales se elaboran con azúcares y otros químicos que no tienen las mismas propiedades de la natural.

Teniendo esto claro, basta con seguir los pasos que dejamos a continuación:

Ingredientes
1 piña fresca
1 trozo de raíz de jengibre
4 cucharadas de miel cruda (100 g)
¼ de taza de jugo de limón fresco (62 ml)
½ cucharadita de pimienta de cayena (2 g)

Preparación
Para empezar, pela la piña y pásala a través de un extractor para obtener una taza de su zumo natural. En caso de no tener un extractor también se puede obtener con una licuadora.
Cuando esté listo, incorpora el zumo en el vaso de la licuadora y agrégale la raíz de jengibre rallada, la miel de abejas cruda, el zumo de limón y la pimienta.
Procesa todo por unos instantes y sírvelo bien fresco.

Modo de consumo

Para combatir la tos y los problemas relacionados con la inflamación, se debe distribuir la dosis para dos o tres veces al día. Un cuarto de taza cada 6 horas está bien.
También se puede ingerir como remedio preventivo tomando la misma dosis dos o tres veces a la semana.
En resumen, el jugo de piña natural, o bien su preparación en jarabe, es una gran solución para aliviar la tos y otros molestos síntomas causados por afecciones pulmonares.

Vale la pena prepararlo para comprobar que es incluso más efectivo que otros tipos de remedios con el mismo fin.

Fuente