image

 

La peleadora de UFC Ronda Rousey ha recurrido a sus redes sociales para pedir perdón a sus fans por compartir una foto suya que había sido retocada usando el ya célebre programa de edición de imágenes Photoshop para hacer que sus brazos parecieran más delgados.

Rousey ha asegurado a sus seguidores que no sabía que la imagen había sido alterada y que, según informa el portal TMZ, en cuanto se dio cuenta del truco llamó a la persona que se la había enviado.

La polémica imagen se trata de esta fotografía de Ronda en el plató del programa de Jimmy Fallon, que visitó recientemente, e iba a servir para promocionar la entrevista.

Aunque la luchadora aseguró estar convencida de que la persona que hizo ese cambio no tenía mala intención, no dudó en rechazar y criticar ese tipo de comportamiento.

“Eso va en contra de todo en lo que yo creo. Estoy tremendamente orgullosa de cada pulgada de mi cuerpo. Os garantizo que no volverá a pasar”, escribió junto a la imagen.

Rousey aseguró que se encontraba en estado de shock debido a lo ocurrido y pidió a sus fans que la perdonaran por compartir la foto, a pesar de que no fue ella la responsable del retoque.

Fuente