image

 

Alejandro Sanz sigue demostrando que es todo un caballero dentro y fuera del escenario.

Durante un concierto que ofrecía en México, el cantante vio algo que no le gustó y tomó las medidas necesarias para detenerlo, según compartió el diario Primera Hora.

Al parecer, el intérprete español vio que una mujer estaba siendo agredida por un hombre, así que decidió descender del escenario y personalmente enfrentar al agresor.

Luego, regresó a la tarima y señalando al responsable le indicaba que lo que había hecho no estaba bien. De inmediato se escuchó a los fanáticos presentes gritar, “fuera, fuera”, en señal de apoyo a Sanz.

Pero todo no concluyó allí. El cantante se aseguró de señalarle al personal de seguridad del evento quién era el individuo en cuestión para que fuera retirado.

En un video compartido a través de YouTube se puede ver parte de la conmoción generada por el suceso.

Fuente