image

 

La cantante Taylor Swift ha querido demostrar su apoyo a su compañera de profesión Kesha dándole 250,000 dólares después de que un juez desestimara su petición de romper el contrato en exclusiva que la liga al productor Dr. Luke, a quien ha acusado de abusar sexualmente de ella.

“Taylor Swift le ha dado generosamente 250,000 dólares a Kesha como gesto de apoyo en estos momentos difíciles. ¡Qué maravilloso! La riqueza de una persona no se mide por lo que tiene, sino por a quién ayuda con lo que tiene. Y Taylor Swift es una persona rica de verdad. Muchas gracias. Lo más importante para Kesha es que estas mujeres tan fuertes y poderosas la apoyen, ayudándole a demostrar al mundo lo poderosa que es la verdad”, desveló la madre de Kesha, Pebe Sebert, en su cuenta de Twitter.

A quien no ha parecido impresionar demasiado la generosidad de Taylor ha sido a Demi Lovato, que se ha convertido en objeto de duras críticas por censurar el comportamiento de la cantante.

“Consigue llevar algo hasta el Capitolio o habla de verdad sobre algo que importe y entonces me sentiré impresionada”, tuiteó Demi.

Sin embargo, más tarde Demi aseguró que no había intentado criticar a Taylor en concreto, sino a todas las artistas que se hacen pasar por feministas para aumentar su fama.

“No he criticado a Taylor. Si quieres tomártelo de esa manera. Pero estoy cansada de ver cómo las mujeres utilizan el feminismo y el empoderamiento de las mujeres para potenciar sus marcas sin ser en realidad las que se molestan en tener las conversaciones incómodas. A mí me critican, y me importa una m**rda, porque a alguien tienen que criticar. Por lo menos yo me ensucio las manos”, escribió en su Instagram.

De paso, Demi también dejó claro que ella no tiene tanto dinero como para regalarlo.

“Por lo menos yo hablo de cosas. No todo el mundo tiene 250.000 dólares para regalarlos. Me encantaría poder, pero no crecí con mucho dinero y desde luego no he ganado tanto como ella. Por lo menos yo hablo de la mi**da de la que es incómodo hablar en lugar de intentar ser políticamente correcta las 24 horas del día, los siete días de la semana. Aquí no hay ninguna rivalidad, simplemente me preocupan más las cosas que a otras personas y preferiría comenzar un diálogo para que las mujeres denuncien las violaciones en lugar de darle dinero a una persona”, añadió.

Fuente