image

 

Una flora intestinal fuerte es sinónimo de salud. Aspectos como una mala alimentación, los medicamentos que nos vemos obligados a tomar y las bacterias dañinas que nos llegan desde el exterior, además del estreñimiento, contribuyen a su debilitamiento o destrucción.

Hemos de tener en cuenta que a lo largo de todo el tracto digestivo contamos con más de 100 000 millones de organismos beneficiosos.

Son ellos quienes constituyen una buena parte de nuestro sistema inmunitario y, por tanto, debemos cuidarlos, atenderlos y fortalecerlos.

Por ello, hoy en nuestro espacio queremos enseñarte los beneficios de estos 4 batidos para combatir el estreñimiento y reforzar. ¿Tomamos nota?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los alimentos probióticos, consumidos en dosis adecuadas, tienen efectos beneficiosos para la salud.

El kéfir es una de las bebidas más adecuadas para fortalecer la flora intestinal. Su nivel de lactosa es mínimo, puesto que gracias a sus minuciosos procesos de fermentación, se reduce a bacilos lácticos con propiedades antisépticas:

Descubre todos los beneficios del kéfir para tu salud

El kéfir esta formado por diversas bacterias beneficiosas como el lactococcus lactis, lactococcus cremoris, L. bv. diacetylactis, leuconostoc mesenteroides, lactobacillus plantarum, lactobacillus Casei o el kluyveromyces marxianus.
El kéfir es desintoxicante y nos ayuda a regenerar la flora intestinal, combate el estreñimiento y podemos tomarlo incluso si somos intolerante a la lactosa (siempre y cuando no nos excedamos: basta con tomar unos 100 gramos unas dos veces por semana).
Otro dato que debemos tener en cuenta sobre el kéfir es que “arrastra” todos esos microorganismos y materia putrefacta de los intestinos que nos enferma, combatiendo incluso la Escherichia coli.
kefir y fresas

1. Batido de kéfir y fresas para fortalecer la flora intestinal

Ingredientes
100 g de kéfir líquido
½ vaso de agua (100 ml)
8 fresas

Preparación
Lo primero que haremos será limpiar bien las fresas y cortarlas por la mitad.
El segundo paso es sencillo y rápido: ya en la batidora añadimos, el medio vaso de agua, los 100 gramos de kéfir fresco y natural, y nuestras fresas de producción orgánica, ricas en vitaminas y antioxidantes.
Consigue un batido homogéneo y bebe por las mañanas. Verás qué bien te sientas y cómo combates además esos problemas intestinales. ¡Nunca falla!

2. Batido de kéfir y ciruelas pasas
Ciruelas pasas

Ingredientes
100 g de kéfir líquido
½ vaso de agua (100 ml)
5 de ciruelas pasas

Preparación
Para que nuestro batido sea lo más efectivo posible, lo que haremos en primer lugar será dejar las ciruelas pasas a remojo la noche anterior.
Ya en la batidora, solo tendrás que añadir el medio vaso de agua (como en la receta anterior) los 100 gramos de kéfir líquido y esas 5 ciruelas pasa ya reblandecidas gracias a todas esas horas que han estado a remojo.
Obtén un licuado homogéneo. Verás que el sabor es estupendo. No obstante, si lo deseas, también puedes endulzarlo con un poco de miel.

3. Batido de avena, plátano y dátiles
batido avena y dátiles para fortalecer la flora intestinal

Ingredientes
1 vaso de bebida de avena (200 ml)
4 dátiles
1 plátano

Preparación
Este batido es muy energético, y nos vendrá muy bien para combatir el estreñimiento gracias a su alto contenido en fibra.
Puedes comprar la bebida de avena ya lista o hacerla tú misma poniendo avena en remojo para después, batirla con un vaso de agua. Como tú desees y te sea más sencillo.
El plátano consigue estimular el crecimiento de las bacterias beneficiosas de la flora intestinal gracias a su aporte de fructo-oligosacáridos, un tipo de fibra soluble que al ser fermentados, nos ayuda a regular el tránsito.
Conoce los mejores remedios caseros para el tránsito lento

4. Batido de leche de sésamo e higos

En este batido puedes sustituir la leche de sésamo por yogur blanco en caso de no encontrar dicha bebida vegetal. Ahora bien, si logras dar con ella en cualquier centro dietético, conseguirás innumerables beneficios:

La leche de sésamo es rica en vitamina E y mucílagos, al igual que la avena, y nos ayuda a desinflamar y a fortalecer toda la flora intestinal.
Es energética y digestiva, una alternativa maravillosa a la leche de vaca.
Uno de los mayores beneficios de la leche de sésamo es que fortalece los huesos y las articulaciones, por lo que es ideal para aliviar los dolores asociados a la artritis gracias a su poder antiinflamatorio.
Previene el agotamiento y combate problemas nerviosos como el estrés y la ansiedad.
La leche de sésamo es rica en ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

Ingredientes
1 vaso de leche de sésamo (200 ml)
4 higos (pueden ser secos o naturales, como prefieras)
Conoce los mejores remedios para disfrutar de una buena digestión

Preparación
Tal y como te hemos señalado, puedes encontrar leche de sésamo en tiendas dietéticas o en la sección especializada en bebidas vegetales de los supermercados. Es una bebida muy adecuada si tenemos además problemas articulares.
Lo primero que haremos será preparar la batidora para incluir en ella los 4 higos secos o naturales. Después, añade ese vaso de leche de sésamo y consigue una bebida homogénea.
Endulza con miel si lo deseas y bebe siempre en tu desayuno, es un modo ideal de empezar el día: ¡Nos aporta mucha energía!
Para concluir, de los batidos aquí reflejados puedes elegir el que desees. Si nos acostumbramos a tomarlos, como mínimo, unas 3 veces por semana, nuestro cuerpo se irá regulando.

El consumo de probióticos y prebióticos hará que tu flora intestinal se fortalezca y con ella, tu sistema inmunitario.

Fuente