image
Muchas personas tienen niveles de azúcar o glucosa en sangre irregulares pero lo ignoran, ya que no tienen un diagnóstico para estos desequilibrios que pueden darse de manera puntual o habitual.

En este artículo te proponemos una infusión medicinal que regula los niveles de azúcar de manera natural, para prevenir problemas más graves en el futuro.

Descubre cómo la canela y la estevia te pueden ayudar a equilibrar el azúcar.

¿Quién puede tomar esta infusión?

Este remedio va dirigido a aquellas personas que quieren prevenir los desequilibrios de azúcar en sangre porque tienen familiares que lo padecen o porque han tenido algún desarreglo sin complicaciones (por ejemplo, por una situación de estrés o una mala alimentación).
Este remedio no va dirigido a aquellas personas que ya están diagnosticadas y toman medicación. En ese caso deben consultar con su médico de cabecera antes de realizar cualquier tratamiento.
Este remedio también puede ser útil para todas aquellas personas que quieren cuidarse y que, a menudo, sienten el antojo de comer comidas dulces a cualquier hora.
Esta infusión nos ayudará a reducir esta necesidad que nos lleva a comer demasiado azúcar y alimentos poco saludables.

Si detectamos que tenemos unos niveles anormales de azúcar en sangre, lo cual podemos mirarnos en la farmacia, debemos acudir a un especialista lo antes posible.

Prevenir los niveles de azúcar inestables

Es posible prevenir y regular los niveles de azúcar que se desestabilizan de manera puntual siguiendo los siguientes consejos naturales:

Evitar el consumo de azúcares, alimentos azucarados, bebidas alcohólicas y edulcorantes artificiales. Si comemos alguno de estos, es conveniente combinarlo con algún alimento rico en fibra, aunque solamente sea una manzana.
Consumir alimentos integrales y ricos en fibra natural como las verduras, legumbres (en especial, guisantes) y cereales enteros (arroz, avena, etc.). Evitar los refinados.
Hacer varias comidas al día, sin llenarnos, y evitar largos periodos sin comer.
Beber mucha agua fuera de las comidas.
Consumir un suplemento a base de levadura de cerveza.

La canela

La canela es una especia excelente para añadir a muchas recetas, sobre todo las dulces, quizás como resultado de la sabiduría popular.

Este alimento medicinal, según algunos estudios, tiene la virtud de estimular una respuesta saludable y eficaz a la insulina, lo cual repercute de manera positiva en los niveles de azúcar en sangre.

Según las investigaciones, la canela mejora el metabolismo de la glucosa y la regula después de las comidas.

Además, esta deliciosa especia también tiene efectos beneficiosos sobre los niveles altos de colesterol y triglicéridos, por lo que se convierte en un remedio muy adecuado para trastornos de analíticas.

La variedad de canela más potente a nivel medicinal es la de Ceylán, por lo que recomendamos elegir esta para que el tratamiento preventivo sea lo más eficaz posible.

La estevia

La estevia es el complemento ideal para esta infusión medicinal, no solamente por su alto poder endulzante y sin calorías, sino porque también disminuye los niveles de azúcar en sangre.

La hoja de esta planta de origen paraguayo contiene glucósido de esteviol, un compuesto que mejora la resistencia a la insulina y la función del páncreas, e inhibe la absorción de la glucosa.

Por este motivo, muchos pacientes de diabetes tipo 2 la toman para regularla de manera progresiva y natural.

Para que tenga estas propiedades debe ser estevia pura, no refinada, o bien la hoja fresca o seca o el extracto, que debe ser de color marrón oscuro y con un sabor parecido al regaliz.

Infusión de canela y estevia

Cada día nos prepararemos medio litro de esta infusión medicinal que tomaremos repartido en tres o cuatro tacitas a lo largo del día, fuera de las comidas principales y después de la comida del mediodía.

Ingredientes
500 ml de agua
Una cucharadita de canela de Ceylán en polvo (5 g)
10 gotas de extracto líquido de estevia pura o media cucharadita de estevia pura en polvo (2,5 g)
Evitaremos todo tipo de edulcorantes que imiten o contengan estevia en menor cantidad o en estado refinado.

Preparación
Pondremos a calentar el agua y, cuando llegue a ebullición, añadiremos la canela y dejaremos que se realice la decocción durante cinco minutos.
A continuación la retiraremos del fuego, añadiremos la estevia y esperaremos otros cinco minutos.
Ya tendremos la infusión lista para toda la jornada.

Fuente