image

 

Las autoridades de Los Ángeles están investigando y analizando un cuchillo “manchado de sangre” que fue encontrado en una propiedad que solía pertenecerle al exatleta, OJ Simpson, mismo que hace dos décadas fue acusado de asesinar a su esposa.

Detectives de la Policía de Los Ángeles (LAPD) recién se enteraron de la existencia del arma, pese que ésta le fue entregada a un agente angelino hace años.

Según el New York Post, un trabajador de construcción que laboraba en la propiedad encontró el arma enterrada y enseguida se la entregó a un agente que se encontraba fuera de servicio. En lugar de entregar el arma a la agencia, se quedó con ella por años y no fue hasta enero de este año que fue obligado a rendirla al Departamento.

El arma en cuestión es un cuchillo de caza que se dobla que parece estar manchado de sangre, aunque está bastante oxidado. Se realizarán varias pruebas, entre ellas una de ADN, dijo el Departamento al Los Angeles Times. Ahora se encarga la División de Robo y Homicidio de llevar la investigación.

La investigación aún se encuentra en su fase inicial, por lo cual ahora no se puede revelar mucho sobre los hallazgos.

Simpson fue acusado en 1994 de asesinar a su esposa, Nicole Brown Simpson, y el amigo de ésta, Ron Goldman, quienes fueron encontrados muertos a cuchilladas.

El incidente provocó la infame persecución del auto modelo Bronco que conducía Simpson en 1994, la cual fue grabada en vivo y vista por millones.

En 1995, un jurado declaró no culpable al exjugador de la NFL.

Fuente