image

 

La vida cotidiana implica muchas situaciones habituales con las que lidiamos día con día, pero tener una vida alterada puede dañar seriamente tu bienestar. Si sientes que emociones como la angustia o ansiedad te superan, descubre formas para saber el nivel de estrés que manejas.

De acuerdo con una investigación de la University of Wisconsin, las personas que perciben que el estrés afecta su salud y reportan cantidades altas de él, tienen un mayor riesgo de muerte prematura.

Tu cuerpo es el mejor indicador

Detectar el nivel de estrés puede complicarse porque entre más grave se vuelve la situación menos objetiva es la percepción. En entrevista para Salud180.com, Luisa Altamirano de Anaya, coach ontológico de Sukha Total, te comparte las mejores formas para que puedas detectarlo.

1. Averigua. Lo primero que debes preguntarte es, ¿qué es el estrés para mí?, aunque existen definiciones científicas no significa que se acomoden a tu vida, identificar la sensación dependiendo de tu ritmo te ayudará a dirigirlo de manera positiva.

2. Observa tu cuerpo. Algo que muy pocas veces haces; identifica cómo te sientes, en qué parte de tu cuerpo sientes el estrés (pecho, estómago, espalda). No debes juzgar o criticar, no es bueno o malo, solo lo vas a observar.

3. Nivel de miedo. De cero a 10, en qué nivel sientes miedo por las situaciones en la vida. Hay ocasiones en que podrías decir que 100, pero sí lo analizas detenidamente te puedes dar cuenta de que es mucho menos grave y que puedes tolerarlo, porque lo observas en tu cuerpo.

4. Pensamientos. ¿Qué sentimiento está alimentando tu pensamiento? Muy pocas veces estás realmente concentrado en lo que piensas mientras manejas o te bañas, por ejemplo, y de esa forma ante el estrés, pasan por tu mente ideas que pueden estar dañando tu autoestima.

“Cuando observas tu pensamiento, tienes la opción de elegir cambiarlo por ideas positivas con respecto a la situación y a tu persona. Así puedes alimentar con tu mente otro tipo de sentimientos”, señaló.

Altamirano de Anaya, explica que es importante entender que en la vida suceden diversas situaciones que pueden generar estrés y miedo, los cuales son totalmente válidos, sin embargo la solución para disminuir el impacto no debe resultarte complicada, la aceptación te libra de ello.

“Muchas veces te quedas atorado en el sentimiento, no comes, no duermes y te quedas con el estrés, pero es mejor que averigües qué puedes hacer ante la situación que te perturba, enfrenta tu miedo y las emociones que sientas”, aseguró.

La coach indica que hay un lujo que no podemos darnos: ni la angustia, tristeza o el miedo, deben alejarte de construir y disfrutar una vida en paz y feliz. Por ello, inicia por auto-evaluarte con estas formas para saber el nivel de estrés que manejas y busca la solución pronta.

Fuente