image

 

La reportera de television, Erin Andrews, ganó hoy una demanda por $55 millones, por los daños que sufrió luego que un extraño grabara un vídeo dónde aparece desnuda y lo publicara en Internet.

El acosador, llamado Michael Barrett, grabó a Andrews sin su consentimiento, con su teléfono celular, en su habitación de hotel a través de la mirilla de su puerta en el Nashville Marriott en el 2008. Andrews demandó al propietario de la franquicia del hotel, West End Partners; el Grupo de Windsor capital que gestiona el hotel y a Barrett.

Barrett se declaró culpable de acecho en 2009 y sirvió tiempo en prisión, luego de testificar que grabó a la entonces reportera de ESPN para sacarle dinero y que no estaba orgulloso de haberlo hecho.

Andrews, quien aún sufre síndrome de estrés post traumático por el incidente, según testificó el psicólogo Dr. Kim Brown, de la Universidad de Vanderbilt durante el juicio, dijo que el vídeo la persigue. “Pienso en ello todos los días”, indicó.

“Uno de los peores pensamientos que tengo es cuando camino hacia un estadio.. siempre hay que pensar, mientras camino justo al lado de las gradas, y pienso, ‘Dios mío, todo el mundo en este estadio ha visto ese video”, dijo la periodista, quien ahora trabaja para Fox Sports.

El temor de Andrews no es injustificado, ya que un experto en informática forense testificó en el juicio que se estima que 16.8 millones de personas han visto el video. Un psicólogo, el Dr. Kim Brown, de la Universidad de Vanderbilt, declaró que Andrews sufre de trastorno de estrés post traumático leve.

Andrews testificó que su carrera le ha permitido hacer frente a las consecuencias de la divulgación del vídeo.

“Siento que si puedo hacer el mejor juego de la NFL, puedo trabajar la Serie Mundial y entregar los trofeos, entonces la gente se olvidará. Siento que si puedo competir en Dancing with the Stars, llegar a la final y tener todas estas cosas en mi plato… la gente se olvidará … y espero yo también poder olvidarlo”, dijo durante su testimonio.

Una vez dado a conocer el resultado, Andrews agradeció el apoyo recibido durante el juicio a través de sus redes sociales.

“Quisiera agradecer al tribunal de Nashville, al personal del tribunal y al jurado por su servicio. El apoyo que he recibido de la gente de Nashville ha sido abrumador. Además quisiera agradecer a mi familia, amigos y equipo legal. Ha sido un honor para mí recibir el apoyo de todas las víctimas alrededor del mundo. Su acercamiento me ha ayudado a ser capaz de levantarme y hacer que aquellas personas cuyo trabajo es proteger la seguridad y privacidad de todo el mundo sean responsables por ello”, dijo.

Fuente