Aymeric Chauprade

SANTO DOMINGO. El eurodiputado Aymeric Chauprade admitió su responsabilidad en la fuga de los pilotos franceses Pascal Fauret y Bruno Odos de la justicia dominicana al huir a su país de origen el pasado año, y argumentó que su colaboración se debió a un gesto de “solidaridad” con sus compatriotas que, según afirma, no recibieron en “ningún momento un juicio justo”.

En un vídeo subido en Youtube, titulado “Carta abierta al presidente de la República Dominicana, Chauprade hace un recuento de su trabajo como consejero de asuntos internacionales del expresidente Leonel Fernández desde 2009 al 2012 y de que su “compromiso” con el país empezó desde que el Ejército de Quisqueya fue el primero que llegó en ayuda a Haití después del terremoto.

Dijo que estuvo en “ese gran momento de solidaridad con Haití junto a Leonel Fernández” y que es “uno de los recuerdos que más ha marcado” su vida.

Criticó que la justicia dominicana acusara a Christopher Naudin de trata de personas porque los pilotos no eran inmigrantes en República Dominicana y que la planificación de la fuga no buscaba beneficios pecunarios.

Dijo que respeta la justicia dominicana y que comprende que el “pueblo dominicano se sienta herido”, por lo que pidió perdón, pero insistió en que sus compatriotas estaban “desamparados” en un juicio cuyos sospechosos, más de 30, fueron absueltos.

Aymeric Chauprade, quien junto a Pierre Malinowsk también tiene una orden de aprehensión por la Interpol a solicitud de la Procurador General de la República, pidió al presidente Medina confiar en la justicia francesa, en donde se encuentran detenidos Pascal Fauret y Bruno Odos.

“Señor Presidente, a una injusticia cruel, consistente en la denegación de justicia a unos hombres que tenían derecho a un juicio justo, no permita que se añada una segunda injusticia, un ensañamiento judicial contra las personas de buena fe que se movilizaron para ayudarle de forma caritativa”, dijo al exponer también las “excepcionales” hojas de servicios de todos los involucrados en el caso.

Sostuvo que cuando Christophe Naudin le solicitó su ayuda en la fuga y “a priori no podía tener más que una actitud positiva al respecto”.

“Christophe Naudin es una persona respetada en el ámbito de la seguridad en los medios franceses, trabaja para el Estado francés y presta servicio aeroportuario para numerosos países en todo el mundo. Le ruego asimismo (al presidente Medina) que considere con especial atención el caso Pierre Malinowsk. Es joven y únicamente se comprometió en esta acción porque a su juicio Christophe es un actor que merece el respaldo del Estado francés, por tanto deseo asumir yo mismo su cuota de responsabilidad”, indicó.

Pascal Fauret y Bruno Odos fueron sentenciados a veinte años por hallársele casi 700 kilos de droga en un avión en el aeropuerto de Punta Cana. En el momento de su huida de República Dominicana, a pesar de estar sentenciados, esperaban bajo libertad condicional el proceso de apelación al dictamen que lo enviaba a prisión. Inmediatamente llegaron a Francia se presentaron ante la justicia en ese país.

Los otros dos franceses condenados son Alain Castani y Nicolas Pisapia.

FUENTE