image

 

Si hace unos días conocíamos que Chris Martin aún no ha devuelto firmados los documentos de divorcio que le envió Gwyneth Paltrow en mayo del año pasado, ahora una fuente ha asegurado que la razón de esa demora es que Chris no quiere que su exmujer se case todavía con su actual pareja, Brad Falchuk.

“Que Chris no firme los documentos de divorcio es un movimiento calculado para que Gwyneth no se vuelva a casar. Él no está listo para dejarla ir. Al principio las cosas entre Gwyneth y Brad no eran muy serias pero en los últimos meses su relación se ha estrechado y Chris se ha dado cuenta de ello”.

“Cuando él y Gwyneth aceptaron separarse dieron total prioridad a sus hijos y uno de los puntos que acordaron fue que no se casarían hasta que sus hijos fueran mucho mayores y se hubieran ido ya de casa”, cuenta una fuente a la revista Grazia.

Aunque Chris, quien ha mantenido relaciones sentimentales con Jennifer Lawrence y Annabelle Wallis desde que se separó de Gwyneth, no quiere reconciliarse con su exmujer, parece que le cuesta verla seguir su camino.

“Gwyneth y Chris siguen compartiendo todo, y ella le ha hablado de que estaría pensando en casarse e incluso tener hijos con Brad. El problema con Chris es que él no sabe lo que quiere. No quiere volver con Gwyneth pero tampoco está preparado para verla asentada con otra persona”, añade la fuente.

Fuente