image

 

Aunque ambos están realizándose como solistas, Wisin y Yandel siguen en contacto y no descartan volver a colaborar como dúo. Wisin está produciendo el primer trabajo del grupo CNCO y también su nuevo disco, mientras que Yandel promociona su álbum Dangerous (Sony Music Latin). Sus fanáticos no pierden la esperanza de volver a verlos juntos en tarima.

“Nosotros somos familia. En algún momento, si llega llegó”, dice Yandel. “Estoy bien enfocado en mi carrera de solista porque me gusta lo que está pasando y me siento bien, hago mis propios negocios. Tienes el control de tu negocio, de tus decisiones. Lo estoy disfrutando. Wisin es familia y en algún momento, si se tiene que hacer se hace”.

Wisin tampoco descarta una reunión musical. “Siempre es un honor trabajar con Yandel. Siempre es bueno recordar esos triunfos que tuvimos. Esperemos en Dios que pronto podamos hacer nuevos temas y poder compartir. Él está en lo de él, yo estoy en lo mío, siempre con mucha cordialidad y mucho respeto”, asegura.

Según Yandel, habrá reggaetón para rato ya que el género sigue creciendo y conquistando cada vez más el mercado anglo. “Lo bueno del reggaetón es que lo puedes incluir en cualquier tipo de música. Lo puedes hacer estilo bachata, merengueado, más calle. Lo puedes hacer de tantas maneras que siempre va a seguir evolucionado”, añade.

Los artistas —cuyas esposas e hijos se llevan muy bien— también mantienen la amistad. “La amistad sigue, claro que sí. Estoy enfocado en mi carrera. Si él tiene éxito y yo tengo éxito eventualmente cuando nos juntemos va a ser más grande la cosa, la gente lo va a disfrutar más. De una forma o de otra seguimos cuidando la marca”, concluye Wisin.

Fuente