image

 

La recién destituida Miss Puerto Rico Universe 2016, Kristhielee Caride, dejó establecido que está recibiendo asesoría legal para buscar la manera de revertir la decisión de la organización local de despojarla de la corona.

“Mi plan es seguir poniendo el nombre de Puerto Rico en alto”, dijo en una entrevista con el programa “Dando Candela”.

La joven expresó que mantiene la esperanza de resolver la situación a pesar de que esta tarde, los dueños de la franquicia Miss Puerto Rico Universe -Desirée Lowry y Luis Vigoreaux, hijo- la destituyeron alegando que la joven se vio involucrada en varios incidentes e incumplió con algunas cláusulas del contrato.

Caride también negó que haya presentado un mal comportamiento llegando tarde e incumpliendo compromisos, pues alegó ser “extremadamente puntual”.

No puedo entender por qué tomaron una decisión tan definitiva cuando he sido puntual y he hecho lo que se me han pedido”, comentó.

Además, dijo que en sus cuatro meses de reinado nunca se le entrenó “para lidiar con los medios”, desmintiendo las alegaciones de Lowry y Vigoreaux, quienes minutos antes dijeron en conferencia de prensa que a todas las reinas se les da el entrenamiento adecuado para poder desenvolverse ante los medios de comunicación.

Precisamente, una de las situaciones que se tomaron en cuenta para la destitución y que fue muy comentada en las redes sociales tuvo lugar el pasado domingo, cuando la modelo se mostró incómoda en una entrevista y al ser cuestionada expresó que lo que le ocurría era que no le gustaban las cámaras.

En una entrevista con el programa “Lo sé todo”, Caride añadió que ha visto el vídeo una y otra vez y entiende que no le faltó el respeto a la reportera ni a la organización.

“En ningún momento en el vídeo tú ves a Kristhielee faltándole el respeto a la reportera ni a la organización. Yo veo a una Kristhielee asustada, llena de pánico”, expresó.

Fuente