image

 

El cantante Justin Bieber ofreció una actuación improvisada este sábado en el club 1 OAK de West Hollywood (California) durante la que se lamentó ante el público de que todo el mundo le odiara por ser él mismo.

“¿La están pasando bien esta noche, chicos? No voy a dar un discurso de media hora porque no soy Kanye West”, aseguró Justin desde la cabina del pinchadiscos, añadiendo: “Creo que la gente odia a las personas que son ellas mismas, ¿saben? A lo mejor solo estoy borracho o a lo mejor estoy diciendo la verdad, pero creo que la razón de que haya tanta gente que me odia es que soy yo mismo”.

En los videos grabados por varios miembros del público con sus teléfonos móviles se puede ver a Justin con la capucha de su sudadera puesta dentro del local mientras daba un incoherente discurso sobre ser honesto con uno mismo.

“Pueden odiarme por ser yo mismo, pero si ustedes son también ustedes mismos y se sienten a gusto así, tomando decisiones espontáneas y llevando la ropa que quieran y haciendo lo que quieran… Al final todos vamos a tomar decisiones equivocadas, pero en el fondo queremos tomar buenas decisiones. Así que vamos a intentar tomar las mejores decisiones posibles para pasar una buena noche”, afirma Justin en un video obtenido por Entertainment Tonight.

Durante la velada el cantante también se sacó selfis con varios de los presentes, incluyendo uno con el roquero Marilyn Manson que después compartió en su cuenta de Instagram junto al mensaje: “Noche de fiesta en Los Ángeles con los chicos”.

Fuente