canadiense
SANTO DOMINGO. Un canadiense de 75 años fue hallado muerto por asfixia, con una sábana amarrada al cuello, y atado también de pies y manos, en un apartamento de un hotel en Sosúa, Puerto Plata, por cuyo hecho se apresó a dos hombres que supuestamente admitieron haberlo asesinado para robarle.

Según la Policía, el extranjero Leo Frank Boulanger, quien tenía tres meses residiendo en el país, fue ultimado por los detenidos Froilangel Montes Cuevas, de 24 años, y Pablo Antonio Castillo Cabrera, de 25, quienes supuestamente admitieron el crimen para sustraer la tarjeta de donde la víctima retiraría el dinero que le depositarían de su jubilación en su país de origen.

El informe preliminar indica que, al momento de su apresamiento, a los detenidos les ocupó una motocicleta marca Yamaha RX-115, gris, sin placa ni documentos, y tres celulares, dos de ellos propiedad del occiso.

El cadáver del extranjero fue enviado a la Oficina Regional del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en Santiago para los fines de necropsia mandatorios.

FUENTE