image

 

La fiscalía general de Jalisco, México, ha citado al cantante Gerardo Ortiz a declarar acerca de la propiedad donde grabó su polémico video “Fuiste mía”, ya que en esa misma finca se arrestaron presuntos miembros de la delincuencia organizada con armas ilegales en 2014.

En conferencia de prensa el lunes en Los Ángeles, el intérprete se había deslindado de toda relación con los dueños de este inmueble.

“Yo qué sé. Sí yo no fui el que busqué la casa, si yo no la renté. Yo simplemente contraté una casa de producción para que hiciera todo ese trabajo”, explicó.

Las palabras de Ortiz no evitaron que el fiscal Eduardo Almaguer Rodríguez prosiga con sus averiguaciones, que incluyen conocer el origen de los fondos utilizados para financiar la grabación.

Una de las primeras repercusiones de la polémica ha sido la separación de sus cargos de tres agentes de Zapopan por supuestamente permitir presunto el uso de patrullas de policía en el clip.

De no asistir voluntariamente a declarar, las autoridades podrían forzara a Ortiz a acudir ante la fiscalía.

Fuente