image

 

Luego de anunciar la semana pasada que está esperando un bebé, Rosie Rivera confesó que está experimentando un embarazo de alto riesgo.

“Estoy felizmente embarazada. Abel [su esposo] y yo queremos este bebé y ¿porqué mentir? Queremos un varón, estamos orando por un varón”, dijo a través de su blog. “Si tenemos una niña, bueno, y todos dicen: ‘rezo para que esté saludable’. ¡Por supuesto que rezo para que esté saludable!, pero quiero un niño”.

Pero, no todo es tan sencillo para la hermana de Jenni Rivera. “El embarazo simplemente apesta. Especialmente porque tengo 35 años y tengo anemia. Mi cuerpo está más cansado, la fatiga es horrible, las nauseas son terribles”, comentó.

“Salga lo que salga voy a estar feliz. Le doy gracias a dios que a mi edad, que son 35 años, puedo tener un bebé”, dijo.

La futura mamá también confesó que estar embarazada no es el mejor estado de la mujer, desde su propia experiencia. Sin embargo, se encuentra más que feliz en la dulce espera del bebé que espera para octubre.

“Decidí embarazarme”, dijo. “Decidí perder 25 libras antes de salir embarazada para disfrutar el embarazo”.

Este será el tercer retoño para Rivera, quien ya es madre de Samantha Chay junto a su esposo Abel Flores, y Kassandra, de una relación anterior.

Fuente