image

 

Es hecho que Adam Levine no soporta ni tantito a Miley Cyrus.

Tanto el líder de Maroon 5 como la controvertida cantante de pop coinciden ahora en la nueva temporada de The Voice, y luego de dos semanas él no quiere saber nada de ella.

Un allegado a la producción declaró a Us Weekly que el sentimiento de molestia es recíproco porque ha habido grabaciones en las que las discusiones entre ambos no terminan. Además, dijo, Levine contradice siempre a Cyrus y la considera ruidosa y fastidiosa, mientras que ella disfruta interrumpirlo y robarle cámara.

Cyrus y Levine integran el equipo de coaches del programa junto a Blake Shelton y Alicia Keys, y, al parecer, los ejecutivos de The Voice todavía no saben qué decisión tomar, pues la guerra entre uno y otra estaría a punto de estallar.

Fuente