iglesia católica
SANTO DOMINGO. La iglesia católica a través del obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, Monseñor Víctor Emilio Masalles depositó el proyecto de ley que modificaría el Código Penal vigente tal y como fue consensuado antes del veto presidencial en el 2014.

La iniciativa, que consagra el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte de una persona, será asumida por el bloque de diputados del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) que se comprometió a someterlo ante el pleno de la Cámara de Diputados.

Así lo dieron a conocer los diputados Víctor (Ito) Bisonó y Pedro Botello y el obispo Masalles, en una rueda de prensa que ofrecieron junto al jurista del PRSC Juan Olivero. Los reformistas se comprometieron a asumir la iniciativa y someterla.

Bisonó aseguró que el bloque del PRSC asumirá esa iniciativa porque es el proyecto con el que se identifica ese partido Social Cristiano con respecto al artículo 30 referente al respeto de la vida desde su concepción hasta la muerte y al Código Penal que fue objetada su aprobación, entre otras cosas, por violar procedimientos legislativos.

“La iglesia católica dominicana se ha acercado al Partido Reformista Social Cristiano que siempre ha tenido una posición firme, clara y precisa y hoy vamos a asumir de nuevo este proyecto original para que se debata aquí”, explicó.

El obispo Masalles destacó la necesidad de aprobar un Código Penal acorde con estos tiempos porque el vigente data del año 1884. Favoreció priorizar la prevención, control y represión de los delitos e infracciones que se presentan en la sociedad de hoy.

Recordó que en el año 2014 se aprobó la modificación al Código Penal con el voto a favor de 132 diputados, 11 se abstuvieron y 3, votaron en contra.

“Yo entiendo que después de 16 años nos hemos estado mucho enfocado en las diferencias y no en las cosas que son necesarias. La actualización del Código Penal es necesaria. ¿Por qué? Porque el Código Penal ha estado buscando sobretodo la capacidad de penalizar condiciones que no han sido posible penalizar como lo que es el sicariato, el crimen organización, la violencia intrafamiliar y muchos otros crímenes que tienen que ser penalizados”, subrayó.

“A pesar de haberse logrado un consenso respecto a este importante instrumento, el Poder Ejecuto devolvió el mismo con una serie de observaciones parciales en lo que se refiere a la tipificación penal del aborto, sin incluir en dichas observaciones una propuesta de texto en el que se recogieran las observaciones presentadas, lo que provocó una situación de cuestionamiento a dicho veto y a la decisión que adoptara posteriormente la Cámara de Diputados al atribuirse facultades para elaborar, a partir de esas observaciones, lo que se resultó ser conocido como “texto alterno”. Señala la carta entrega por Masalles junto al referido proyecto de ley.

El prelado destacó que la iglesia católica apoya el proyecto de ley aprobado en el 2014 antes de ser observado porque aunque no es una iniciativa perfecta es el Código Penal posible fruto del consenso de 16 años de estudio legislativo.

Se refirió al respecto al artículo 37 de la Constitución que se refiere al derecho sagrado de la vida. En tal sentido destacó que siempre hay que hacer los mayores esfuerzos para salvar vidas y no para decidir sobre una vida en el caso de que se presente un problema de salud en una mujer embarazada.

Afirmó que el 110 como fue propuesto abre una rendija para que cualquier tipo de ley pueda violar la Constitución de la República en el artículo 37 y otros articulados.

Argumentó que los médicos nunca se han visto en la situación de que tengan que salvar la vida de una mujer embarazada o del feto.

“Puede ocurrir lo que llamamos nosotros una situación indirecta en la que cuando se trata de salvar una vida el otro pueda perderse y entonces la ley moral obliga a que se trate de salvar a las dos vidas, aunque eventualmente en la búsqueda de salvar las dos vidas se pierda una. Aquí de lo que estamos hablando no es intransigencia pero si es nunca proceder para acabar una vida sino para tratar de salvar aunque a veces salvando una vida se pueda perder otra”, detalló.

Dijo que eso es algo que hay que entender porque si se abre una “acción contra la vida” podría ser despenalizado.

Botello, vice vocero del bloque del PRSC, abogado y miembro de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados

¿Presiones de Estados Unidos y la ONU?

Al responder preguntas de los periodistas Monseñor Masalles afirmó que hay sectores, entre ellos Estados Unidos y la ONU, que promueven una agenda que se fundamenta en una ideología de género que debe tener libertad de decidir sus preferencias sexuales o sobre la vida.

“Nosotros estamos necesitados de una constitucionalidad en los procedimientos y en las decisiones lo que pasa es que aquí ha habido presión. Después de que ha habido 16 años de trabajo y hay un consenso donde se aprueba en ambas cámaras el Código Penal surgen presiones internacionales ajenas al proceso”, afirmó.

Ante la insistencia de los periodistas dijo que Estados Unidos, la ONU y otros organismos buscan que se abra una rendija para que se despenalice el aborto en la República Dominicana.

Aseguró que él podría dar a conocer la lista de entidades internacionales que tienen esos propósitos.

“La ONU, sobretodo es el primer organismo que está trabajando para orquestar junto con diversos organismos internacionales para que se abra aquí el debate del aborto. Viene de Estados Unidos la discusión seguramente”, dijo.

Afirmó que aunque algunos periodistas observaron dudas en su afirmación dijo que era seguro que Estados Unidos estaba detrás de esos propósitos.

“La presión viene de Estados Unidos como viene toda la ideología de género que nace en ese país. Todo ese concepto en donde el género no es una realidad biológica sino una realidad social en donde uno es sexualmente lo que uno quiera. Entonces claro usted puede nacer de una manera y entonces decidir ser de otra”, analizó.

FUENTE