image

 

Las autoridades mexicanas están investigando los presuntos vínculos del cantante Gerardo Ortiz con el crimen organizado, del que supuestamente habría recibido financiación.

De acuerdo a la fiscalía general de Jalisco, además de dinero de procedencia ilícita, el intérprete de “Fuiste mía” recibió el favor de usar una finca en la que fueron detenidos 14 sospechosos armados en el 2014.

Según la prensa mexicana, la propiedad es la misma en la que se grabó el polémico vídeo, en que se cuenta de manera gráfica el asesinato de una mujer y su amante y por el cual Ortiz fue citado a declarar a principios de abril.

Debido a quejas y críticas por parte de organismos sociales y ciudadanos, el ayuntamiento de Zapopan interpuso una demanda en contra de la productora que realizó el video por el uso indebido de las insignias policiacas y apología del crimen.

Por otra parte, según el fiscal Jesús Eduardo Almaguer Ramírez, la empresa que representa al cantante tiene nexos con Daniel Quintero Riestra, quien fue identificado como uno de los líderes del cártel de Jalisco Nueva Generación, quien actualmente se encuentra tras las rejas.

El anuncio de esta investigación se da un día antes de que el artista se presente en el palenque de las fiestas anuales de la localidad de Tepatitlán de Morelos, Jalisco, el cual fue clausurado por presunta venta de drogas.

“Está siendo investigada la empresa que resultó con la concesión de la operación del palenque, la cual no tiene registro, ni tiene un sustento y un aval económico para desarrollarlo, y en este momento estamos realizando las diligencias”, declaró el fiscal, de acuerdo a la revista Proceso.

Hasta el momento, el cantante no se ha expresado al respecto.

Fuente