image

 

La hermana del cantante Prince, fallecido la semana pasada, sostiene que el artista no dejó ningún testamento conocido y ha solicitado la designación de un administrador especial para repartir su fortuna, informó hoy la web TMZ, especializada en información sobre famosos.

Tyka Nelson, la única hermana directa de Prince, presentó la documentación hoy en un juzgado de sucesiones del condado de Carver (Mineápolis).

“Desconozco la existencia de un testamento y no tengo razones para creer que el fallecido dejara en forma alguna documentos al respecto”, sostiene Nelson en su petición, donde asegura que existe una “emergencia” de “acción inmediata” para distribuir el legado del artista.

Nelson solicita, asimismo, que el administrador de la fortuna de Prince sea la firma privada “Bremer Trust, National Association”, que conoce los negocios del cantante ya que proporcionó servicios financieros al artista durante años.

Según TMZ, la herencia que deja Prince gira en torno a los 150 millones de dólares, incluidos 27 millones en propiedades localizadas en Estados Unidos.

En la documentación presentada, Nelson proporciona una lista de todos los posibles beneficiarios, incluidos los hermanastros del artista: John, Norrine, Sharon, Alfred y Omarr.

Según las leyes del estado de Minesota, todos -incluida Tyka Nelson- se dividirían la fortuna a partes iguales.

Figura indiscutible del pop y renovador de la música negra, el artista Prince murió el pasado jueves a los 57 años en su residencia de la localidad de Chanhassen (Minesota).

La autopsia realizada al cuerpo de Prince se completó el viernes, pero el centro Midwest Medical Examiners Office de Ramsey (Minesota) advirtió que determinar la causa de la muerte del artista llevará “varios días” y que las pruebas de toxicología pueden alargarse “durante semanas”.

Las autoridades responsables de la investigación dijeron que no ven “razones para creer, en este momento, que se tratara de un suicidio”, aseguró la semana pasada el alguacil del condado de Carver, Jim Olson.

Además, Olson apuntó que en el cuerpo de Prince no había “signos obvios de traumatismos” y afirmó que no encontraron a nadie más en la residencia del artista.

Fuente