image

 

Prince sorprendió al mundo cuando se desplomó y murió a los 57 años en el ascensor de su estudio de grabación en Chanhassen, Minnesota, el jueves de la semana pasada, pero una información privilegiada de The National Enquirer señala que la estrella se fue “preparando para morir desde hace un tiempo.”

Prince había sido diagnosticado con SIDA desde hace un tiempo: “Estaba en mal estado”, reveló la fuente a la publicación.

“Él estaba totalmente deficiente en hierro, muy débil y, a menudo desorientado. Rara vez comía y cuando lo hacía, todo lo devolvía”, señaló el informante.

Fuente