image

 

¿Todavía no comprendes por qué algunas mujeres incluyen el aguacate en sus rutinas de belleza? Pues, aquí tienes la respuesta. Mientras que muchas personas lo aplican directamente en su rostro, otras prefieren comerlos. Porque este fruto está repleto de ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes que pueden mejorar la salud de la piel de forma natural.

A continuación, te muestro los 4 mejores beneficios que el aguacate puede brindarle a tu rostro y que serán la excusa perfecta para acudir a esta fruta más a menudo…

#1 Carotenos antioxidantes

Como sabrás, los aguacates son una excelente fuente de carotenos antioxidantes. Algunos de ellos son: el alfa caroteno, el beta caroteno y el luteno. Estos radicales libres sirven de gran protección para tu piel de los daños del ambiente que favorecen la aparición de arrugas.

Además, una porción considerable de beta carotenos en tu dieta ayuda a que tu piel esté más fuerte y mejor tonificada.

#2 Vitamina C

Poca gente está al tanto de que el aguacate tiene un alto contenido de vitamina C, muy favorable para tu piel.

De hecho, es ideal que consumas grandes cantidades de esta vitamina si quieres cuidar la salud de la piel, ya que contiene propiedades antioxidantes y es necesaria para la producción de elastina y colágeno, dos sustancias esenciales para mantener la firmeza y estabilidad de la piel.

#3 Vitamina E

Esta vitamina también actúa como gran antioxidante, protege a la piel de los daños de los radicales libres y mantiene a las células de la piel más jóvenes. Además, se demostró que la vitamina E puede reducir los efectos de los rayos UV cuando te expones demasiado al sol.

#4 Ácidos grasos

Uno de los mayores beneficios del aguacate viene del alto contenido de aceite oleico. Las grasas monosaturadas favorecen la hidratación en la capa epidermal de tu piel y ayudan a que se sienta suave.

El omega 9 también se encarga de regenerar las células dañadas y reducir la irritación de la piel.

Ahora que entiendes mejor por qué el aguacate es tan popular, no solo por su exquisito gusto, sino por todos sus beneficios, será hora de que consideres incluirlo en tu dieta. Y si no te gusta su sabor, puedes optar por sumarlo a tu rutina de belleza, aplicandólo directamente sobre tu rostro.

Fuente