image

 

La foto de Justin Bieber en la que acaricia a un tigre de bengala molestó a la organización mundial Peta (Personas por el Trato Ético de los Animales), debido a que el animal pertenece a un zoológico en el que hay maltrato.

A través de su cuenta de Twitter, el organismo explicó que envió una carta al canadiense en la que lo alertó sobre el lugar de origen del animal, el cual fue llevado a la fiesta de compromiso del padre de Bieber en Toronto, Canadá.

“Lo que Justin y las otras personas de la fiesta probablemente no saben es que Michael Hackenberger, el dueño del zoológico de donde venía el tigre, ha sido acusado de cinco delitos de crueldad animal gracias a una cámara oculta de Peta, imágenes en las que se le ve azotar a un joven tigre durante su entrenamiento”, dice una carta abierta que ha difundido la ONG.

“Fue afortunado de que no le arrancara el cuello. Los tigres que normalmente se usan para salir en las fotos son apartados de sus madres poco después de nacer”, se lee en uno de los tuits publicados por Peta, este último en referencia a otra imagen en la que la estrella pop carga a un tigre cachorro.

El organismo exhortó al joven a no promover comportamientos abusivos.

Fuente