La estrella de televisión quiere apartar la comida de su vida para perder peso más rápido

 

Revolucionarias de Irán, organización, que tiene como labor proteger el sistema islámico de ese País y evitar la influencia extranjera, acusó al parecer a la socialité de 35 años, de trabajar en Instagram como parte de un complot para corromper el estilo de vida de la república islámica, informó TMZ.

Kim Kardahian es señalada de poner en la mira a “jóvenes y mujeres” y alterarlos con fotos provocativas que retratan un estilo de vida reñido con el Islam.

Iran Wire, sitio de noticias operado por un grupo de periodistas iraníes, informó que la Unidad contra el Crimen Organizado en el Ciberespacio de las Guardias Revolucionarias puso en la mira a Kardashian West durante un programa de noticias el pasado domingo.

“Kim Kardashian es una modelo de ropa popular por lo que el director general de Instagram le dice: ‘haz que esto se arraigue‘”, declaró presuntamente Mostafa Alizadeh, un vocero de la unidad.

“Indudablemente, también hay apoyo económico involucrado. Estamos tomando esto muy en serio”.

Mientras tanto, Kardashian declaró a People que no estaba enterada de las acusaciones, al responder: “¿Qué? ¿Para quién?”, al escuchar las aseveraciones.

“Acabo de llegar y me vine para acá (del aeropuerto de Cannes, donde fue entrevistada). No había oído de eso. Gracias por avisarme“.

Se dijo que Alizadeh afirmó que el objetivo de Kevin Systrom, director general de Instagram, es hacer que el modelaje se arraigue en Irán y que Kardashian West está implementando esta estrategia.

A la par, informaron que los abuelos paternos de Kardashian emigraron a Estados Unidos provenientes de Armenia, que comparte frontera con Irán.

“Tienen en la mira a jóvenes y mujeres“, indicó Alizadeh, de acuerdo con Iran Wire.

“Los extranjeros están detrás de esto porque va en contra de las familias. Estos complots se originan cerca del Golfo Pérsico e Inglaterra”.

Fuente