image

 

Para quienes estaban con la duda, Kim Kardashian West no está embarazada.

Así lo hizo patente la estrella de Keeping up with the Kardashians (E!) al revelar públicamente los resultados de unas pruebas de embarazo que se realizó mientras viajaban a bordo de un avión.

“Soy legítima, en el baño del avión [me estoy] haciendo una prueba de embarazo porque tuve un pequeño susto”, dijo la controversial esposa del rapero Kanye West, en un mensaje compartido este jueves en Snapchat bajo el título “Panic Attack” al que añadió otras fotos de los instumentos que usó para practicarse la prueba bajo.

Si las pruebas hubieran salido positivas, significaría que Kardashian estaría esperando a su tercer hijo, pues en junio de 2013 tuvo a su primogénita, North West, y el 5 de diciembre de 2015 dio a luz a North West, su hijo varón.

Desde entonces, la bella Kim se ha pasado tratando de recuperar su famosa y curvilínea figura, haciendo pública su lucha contra el peso que ganó tras su segundo embarazo.

Fuente

image

image