image

 

El cantante Justin Bieber parece estar dispuesto a repetir su experiencia como dueño de mascotas exóticas -ya tuvo un mono llamado OG Mally que recibió como regalo de cumpleaños- tras ‘enamorarse’ perdidamente de un cachorro de león albino que conoció durante su reunión con el millonario y amante de los animales Alex Haditaghi, antes de ofrecer un concierto en Toronto este miércoles.

“Me sorprendió lo bien que se le daban los animales, lo cariñoso que se mostraba con ellos. Todavía no hemos decidido si tramitaremos una adopción en toda regla o si más bien apadrinará al animal. Si alguien me hubiera dicho hace dos semanas que iba a pasar tiempo con un chaval como Justin, me habría suicidado. Pero ahora soy un gran admirador suyo“, aseguró Haditaghi al periódico New York Daily News.

El empresario espera poder abrir un santuario de animales en Florida, Arizona o Canadá antes de que acabe el año, y le encantaría que la estrella de la música fuera imagen del refugio.

El pequeño león -cuyo nombre es Alex, pero Justin esperaría poder cambiárselo por Simba en honor al personaje de la película ‘El rey león’– residiría en ese mismo santuario, aunque a Haditaghi le gustaría que pudiera ir de gira con Justin para ayudar a concienciar a sus fans de la importancia de preservar la vida salvaje.

En el caso del mono OG Mally, su historia no tuvo un final demasiado feliz. El animal fue retenido por el personal de aduanas de Múnich y puesto en cuarentena cuando el cantante lo llevó consigo a Alemania en marzo de 2013, supuestamente sin tener todos los papeles en regla. A Justin le dieron de plazo hasta el 7 de mayo de 2013 para facilitar la documentación adecuada de su mono, algo que nunca hizo. Finalmente, las autoridades alemanas le exigieron un total de 8.000 dólares para cubrir los costes de trasladar a OG Mally -que actualmente reside en el Serengeti Park de Copenhague- a un zoo.

Fuente