image

 

Gloria Trevi y su esposo Armando Gómez han sido acusados de explotación laboral por una exempleada doméstica de su mansión en McCallen, Texas.

María de Jesús Galeana Sánchez, de nacionalidad mexicana, acusa en una demanda al matrimonio Trevi-Gómez de violar las leyes laborales y abonarle un salario inferior al mínimo por su trabajo.

Según cuenta, la hacían trabajar hasta 120 horas semanales y le pagaban un salario de $385 cada dos semanas, de acuerdo al diario San Antonio Express-News.

La demandante reclama el pago de la cantidad que le corresponde por su trabajo, una indemnización, los honorarios de su abogado y los gastos del proceso judicial.

“La demandante llegó a Estados Unidos bajo la falsa promesa de un salario justo y un trato humano. Los demandados la engañaron conscientemente”, dice la querella presentada en un tribunal federal del sur de Texas.

Trevi y Gómez tramitaron el visado de Sánchez, pero la exempleada los acusa de confiscar su pasaporte, retenerla en régimen de esclavitud e impedir que abandonara el hogar.

Por ahora ni la estrella mexicana ni su esposo han respondido a las acusaciones.

Fuente