Danilo

SANTO DOMINGO. Tras el triunfo del presidente Danilo Medina con casi el 62% de los votos emitidos en las pasadas elecciones, la población ha empezado a preguntarse si habrá caras nuevas a partir del 16 de agosto o se quedarán las mismas que por más de diez años han encabezado carteras y direcciones.

Se especula que el presidente Medina realizará importantes cambios dentro del tren gubernamental, una vez jure como presidente Constitucional para su segundo mandato, que inicia el 16 de agosto.

Sin embargo, “tiene un clavito dentro del zapato”, y son los once miembros (de 35) del Comité Político (CP) del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que forman parte del gobierno de Medina, y que ya tienen casi doce años en el tren gubernamental y la población espera que sean removidos de sus puestos, o simplemente sustituidos o pensionados para darle paso a gente nueva.

La lista la encabeza Euclides Gutiérrez Félix (CP), un abogado y escritor que lleva 12 años al frente de la Superintendencia de Seguros, nombrado por el ex presidente Leonel Fernández en el decreto 861 del 16 de agosto del 2004.

En este mismo decreto se nombraron funcionarios y funcionarias cuyos nombres todavía perduran en el tiempo y en la administración pública, como el caso de Juan Temístocles Montás (CP), en ese entonces Secretario Técnico, hoy convertido en el Ministerio de Economía y Planificación; a Francisco Javier García (CP), en Industria y Comercio, quien hoy se desempeña como ministro de Turismo; a Alejandrina Germán (CP), en Educación, y hoy dirige el Ministerio de la Mujer; Ligia Amada Melo, en Educación Superior, doce años después sigue en la misma posición; José Ramón Fadul (CP), en Trabajo, hoy ocupa el cargo de ministro de Interior y Policía. Asimismo, el decreto 861-04, también designó a Félix Jiménez (CP), en Turismo, y hoy ocupa el cargo de Presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo.

De igual manera, César Pina Toribio (CP), Consultor Jurídico, doce años después sigue en la misma posición; Eduardo Selman (CP), sigue como Cónsul en Nueva York; Miguel Mejía como ministro sin Cartera; Diandino Peña, director de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), posición que aún ocupa. A este grupo, que parece perenne, se suma Alma Fernández (CP), nombrada en el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) desde noviembre del 2004, y a Ramón Ventura Camejo (CP), desde la misma época, primero como enlace entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, luego en la Oficina Nacional de Administrción y Personal, y ahora en el Ministerio de Administración Pública (MAP). Otro hombre que ha echado raíces en la administración pública es Bautista Rojas Gómez (CP), primero ministro de Salud Pública y ahora de Medio Ambiente. Estos son solo ejemplos de dirigentes del CP y el Comité Central del PLD con una década o más en el Gobierno.

Obligado a cambiar
Profesionales consultados entienden que el presidente Danilo Medina está obligado a cambiar si quiere hacer un buen gobierno, cuya obra perdure.

“Medina se ha congelado, ha dejado a gente que está desfasada, y que todavía se cree que están a principios del siglo XX, si el presidente quiere hacer un gobierno mejor que el primero, debe cambiar gente que está ahí sólo por ser miembro del Comité Político del PLD, no tienen más méritos”, dijo el ingeniero Santos Rosario.

Para Luis Graciano, un estudiante medicina, la presencia del gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu (17 años en el cargo) es suficiente, y agrega que a esa posición debe ir un economista joven, bien capacitado, y que esté adaptado a los nuevos tiempos.

Algunos entienden que la composición de los partidos políticos que apoyaron al Presidente lo obliga a cambiar de cara y colocar en algún lugar del mapa gubernamental a dirigentes de las organizaciones que lo ayudaron con el voto. Tal es el caso de algunos dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que tras pasar 12 años fuera del poder, entienden que les llegó la hora de formar parte del gobierno que apoyaron en las pasadas elecciones.

Cree que más de lo mismo no sería lo ideal para RD
El joven politólogo Aneudis Rosario entiende que un cambio de lo viejo por lo nuevo siempre es beneficioso y más para un país. Sostiene que si el Presidente quiere hacer un buen gobierno, “en su último mandato debe impregnarle gente nueva, con ideas nuevas, porque más de lo mismo no sería lo ideal”.

Agrega que el segundo gobierno del presidente Danilo Medina debe tener gente joven que sean capaces de aportar ideas al mandatario que puedan hacer un país moderno. “¿Qué más puede aportarle gente como Euclides, doña Ligia, Alejandrina, Temístocles y otros? Ya éstos aportaron todo lo que tenían, y sus aportes fueron buenos hace diez años atrás, pero ya esos aportes están desfasados y se necesitan ideas nuevas”, dijo.

Rosario cree que el presidente debe tomar medidas valientes en este cuatrienio, que beneficien la educación, ideas que ayuden a los jóvenes a conseguir trabajo, aumentar la productividad, que permitan el emprendedurismo, facilitar el crédito a través de los bancos, gente que estén dispuestos a destrabar el desarrollo del país y que el nuevo gobernador del Banco Central desarrolle políticas que beneficien a los más pobres.

Expresó que Medina debe propiciar una política de seguridad que la población se sienta confiada al salir a la calle, que equipe bien la Policía, que les de beneficios tangibles a los policías, que estos tengan garantizados los estudios de sus hijos, la alimentación y los servicios médicos.

Asimismo, dijo que el nuevo ministro de Interior y Policía debe diseñar políticas claras para garantizar la seguridad ciudadana, “y en esta cabe la del diseño de un plan de trabajo que involucre a los jóvenes en los barrios, la construcción de canchas y propiciar el deporte en sentido general”.

FUENTE