países

SANTO DOMINGO. La mesa de trabajo de los derechos humanos en la región, conjuntamente con la sociedad civil, llamó la atención a los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la persistencia de la violencia policial, la falta de garantías al debido proceso y la utilización ilegítima de la prisión preventiva en todas las jurisdicciones.

De igual modo, hicieron un llamado a la República Dominicana a garantizar, sin discriminación, el derecho a la nacionalidad e identidad de todas las personas en cumplimiento con la sentencia 169-14, emitida por el Tribunal Constitucional, sobre la nacionalidad.

Plantearon que el fortalecimiento de la protección a nivel nacional depende de que se garantice la educación en los derechos humanos en todos los niveles.

“Reiteramos la importancia de respetar los derechos de todos los seres humanos, sin discriminación, basado en la dignidad humana”, enfatizó Cristina Francisco, hablando en nombre de esa mesa de trabajo.

En ese tenor, dijo que el derecho de la identidad y la nacionalidad son esenciales para el goce de los derechos.

Francisco también mostró su preocupación por la crisis financiera por la que atraviesan los órganos del sistema de la OEA que trabaja a favor de los derechos humanos.

Sostuvo que esa situación repercute en la lucha por la preservación de los derechos humanos en la región, por lo que hizo un llamado a los países miembros de la OEA a que se comprometan a ayudar a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, como instituciones garantes.

FUENTE