Direccion Regional del Noreste de la Policia Nacional

San Francisco de Macorís._ Dos presuntos delincuentes fueron ultimados por la Policía durante un enfrentamiento a tiros cuando eran perseguidos, tras alegadamente despojar a una persona de su vehículo.

La Policía informó que tanto Frederick Otáñez Torres de 29, como Carlos Ariel Amparo Duarte, de 24, residían Cotuí, quienes al ser depurados, el primero figura con una ficha por robo a manos armada del año 2012.

Los supuestos asaltantes fueron heridos cuando alegadamente se enfrentaron a varias patrullas policiales que lo perseguían luego que estos aprovecharan que Jobier Baldera Baldera Hernández, en la comunidad de Las Guaranas dejara su yipeta Toyota, Rav-4, blanca, estacionada próximo al Parque Duarte del referido municipio, y cuando se disponía a montarse, fue interceptado por los supuestos asaltantes, quienes lo encañonaron, lo introdujeron forzosamente al vehículo y lo trasladaron a San Francisco de Macorís.

Tras cometer el hecho las victimas lo dejaron abandonado en la avenida Frank Grullón, indica la uniformada que Marino Brito se había dado cuenta de dicho rapto, y llamó a la central de radio del comando Regional Noreste, originándose una persecución en contra de los hoy occisos.

“Logramos hacer contacto con los asaltantes en la entrada del residencial Sirius, ubicado en la avenida Presidente Antonio Guzmán Fernández, (salida a Santo Domingo), originándose un enfrentamiento a tiros cayendo gravemente heridos y fueron de inmediato traslados al hospital por agentes policiales”, narra el cuerpo del orden en un comunicado.

Dijo que a las víctimas se le ocupó una pistola Smith Wesson, Calibre 9 milímitro, con su cargador y una capsulas para la misma, una pistola Bernardelli Calibre 9 milímetros, serie número T1102-06G000338, con su cargador y una capsula para la misma, las cuales portaban de manera ilegal.

Además, la referida yipeta, la cual presenta cristal trasero roto, un impacto de bala en la parte frontal, tres impactos de balas en la puerta lateral derecha, y en ambas puertas del lado izquierdo.

El cuerpo del orden dijo que ambos fallecieron mientras eran trasladados al hospital San Vicente de Paul tras presentar heridas de armas de fuego en distintas partes del cuerpo.

En cuanto a los cadáveres fueron llevados a la Morgue del Instituto Regional de Ciencias Forenses (INACIF), de esta, para fines de autopsia.

FUENTE