nuevo Arzobispo
SANTO DOMINGO. Monseñor Francisco Ozoria Acosta, a quien ayer el Papa Francisco designó como nuevo Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, se comprometió a continuar con la misión evangelizadora de la iglesia católica, trabajo que admitió será “un gran desafío”.

El nuevo prelado sustituye en esas funciones a Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, quien renunció como Arzobispo titular en 2011, cuando cumplió 75 años, atendiendo una disposición del derecho canónico.

Al nuevo Arzobispo le unen vínculos profundos con su antecesor López Rodríguez, quien lo ordenó sacerdote, perteneció a su primera Diócesis en San Francisco de Macorís, así como fue su obispo ordenante principal durante su ordenación episcopal. “Hay unos vínculos profundos que me unen al señor Cardenal”, proclamó.

Su designación, según dijo, es “un gran desafío”, dado a que sustituirá en sus funciones de Arzobispo al Cardenal López Rodríguez, y “todo el mundo conoce la capacidad y la fortaleza de su persona, y sobre todo la entrega incondicional a su ministerio”.

Indicó que una vez tome posesión tiene el propósito de conocer la Arquidiócesis de Santo Domingo, y que como pastor, se le encomienda fundamentalmente tres cosas: gobernar, es decir pastorear las ovejas, enseñar y santificar.

“Para esas tareas cuento con la colaboración de los obispos auxiliares, sacerdotes y diáconos, religiosos y religiosas. Sin olvidar que, por el bautismo y la conformación, todos somos sacerdotes, profetas y reyes”, destacó, al tiempo de encomendarse a la protección de la Virgen de la Encarnación para que le dé fecundidad apostólica.

Ozoria Acosta reconoció que su nombramiento ha sido una sorpresa, al igual que como lo ha sido para todo el país. Habló, luego de que Jude Thadeus Okolo, nuncio apostólico, informó que Su Santidad aceptó la renuncia al gobierno pastoral de López Rodríguez, así como la del obispo auxiliar, monseñor Amancio Escapa Aparicio.

“En el momento oportuno vamos a dar a conocer la fecha de la toma de posesión que puede ser en dos meses”, puntualizó el representante del Papa en el país. La toma de posesión será el 4 de septiembre en una ceremonia a celebrarse en la Catedral.

La designación del nuevo Arzobispo se anunció en momentos en que la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), junto a sus obispos, celebran la 54va. Asamblea Plenaria, en la cual se evaluarán los trabajos que durante todo un año desarrollaron las comisiones episcopales y nacionales.

Desde Puerto Rico
El Arzobispo Metropolitano de San Juan, Puerto Rico, y presidente de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña, monseñor Roberto O. González Nieves, calificó ayer al nuevo Arzobispo dominicano como un ser humano fraternal, servicial y humilde, que proyecta alegría.

“Felicitamos de corazón al querido hermano, monseñor Francisco Ozoria con motivo de su nombramiento como Arzobispo de Santo Domingo y Primado de América por el Papa Francisco”, refirió al ser cuestionado al respecto por DL.

Expresó que “Ozoria es un ser humano fraternal, servicial y humilde; proyecta alegría: cualidades que lo caracterizan como Obispo, y que harán de su episcopado en Santo Domingo una inigualable bendición de paz y reconciliación”.

El purpurado saludó la designación del Arzobispo y le extendió un abrazo de sus hermanos obispos en Puerto Rico.

 

 

Defensor de migrantes y trabajadores haitianos
Ozoria Acosta ha trabajado a favor de la comunidad migrante y descendientes de haitianos. Apoyó la defensa del expárroco de San José de Los Llanos, Christopher Hartley, a quien sectores cuestionaban su labor con los trabajadores de la industria azucarera.

Hartley, un sacerdote anglo-español, colaboró en bateyes de la República Dominicana entre 1997 y 2006, y criticó sus condiciones de vida.

Expresó su interés de mejorar las formas de trabajo de los haitianos en el sector azucarero, y documentó la situación en la película “El precio del azúcar”.

Sectores lo acusaron de promover la haitianización del país. En julio de 2005, en calidad de obispo, y todos los sacerdotes de la diócesis de San Pedro de Macorís, expresaron su apoyo a Hartley.

Manifestaron que contaba con su respaldo en la labor que realizaba, “en contra de la explotación, la violación a los derechos humanos y la discriminación racial en los bateyes de la zona”. Indicaban que las amenazas y actitudes ocultaban las causas y razones de las agresiones contra el sacerdote. MM

 

 

Hoja de vida
Monseñor Ozoria Acosta, oriundo de Nagua, cumplirá el 10 de octubre próximo 65 años.

Fue ordenado sacerdote el 2 de septiembre de 1978. Entre sus tantas funciones fue párroco de la Parroquia María Madre de la Iglesia, en San Francisco de Macorís (1981-1988), y Vicario de Pastoral; fue también Párroco de: San José la Bomba de Cenoví, San Juan Bautista de Pimentel y de la Catedral Santa Ana. Desde el 1992 fue párroco de las parroquias Santísima Trinidad (Nagua) y San Francisco de Asís de “El Factor” (Nagua) y de Santiago Apóstol de Arroyo al Medio. El 1 de febrero de 1997, al crearse la Diócesis de San Pedro de Macorís, fue nombrado por el Papa Juan Pablo II como su primer Obispo

FUENTE