Danilo Medina
SANTO DOMINGO. La Asamblea Nacional proclamó ayer a Danilo Medina Sánchez y a Margarita María Cedeño Lizardo, como presidente y vicepresidenta de la República para el periodo constitucional 2016-2020.

Hubo algunos incidentes en la reunión del Senado y de la Cámara de Diputados, y antes de someterse a votación esa decisión varios legisladores de oposición se marcharon.

La Asamblea Nacional inició sus trabajos con un quórum de 131 asambleístas: 25 senadores y 106 diputados. No asistieron 91 asambleístas y solo cuatro presentaron excusas: los senadores Edis Mateo, Wilton Guerrero y Manuel Güichardo; y el diputado Aridio Vásquez.

Al iniciar, Cristina Lizardo, presidenta de la Asamblea Nacional, leyó el artículo 120 de la Constitución, los artículos 3, literal A, 76 y 77 del reglamento de la Asamblea Nacional y el artículo 167 de la ley electoral 275-97 para afirmar que la convocatoria de la Asamblea Nacional se hizo dentro de los plazos y forma legal establecidos.

Luego, la secretaria de la Asamblea Nacional, senadora Amarilis Santana, leyó la carta remitida a Lizardo el pasado 14 de julio por la Junta Central Electoral (JCE) que especifica que le anexa las actas definitivas del cómputo electoral de las 158 Juntas Electorales de todo el país del nivel A o Presidencial. La JCE remitió una copia certificada de la resolución 76-2016 en la que proclamó a los ganadores.

Los asambleistas decidieron la modalidad de votación con manos alzadas, pese a que Ramón Rogelio Genao, vocero del bloque de diputados del PRSC, dijo que el reglamento de la Asamblea establece que el sistema de votación debe ser digital.

Fue integrada una comisión con 14 legisladores que realizó la revisión de las actas, para lo cual se les otorgó media hora. El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Abel Martínez, que integró la referida comisión, leyó el informe. Precisó que luego de revisar las referidas actas de elección recomienda declararlas como buenas y válidas por considerarlas acordes a la Constitución y proceder a la proclamación de Medina Sánchez y Cedeño Lizardo.

También se leyó un informe disidente presentado por Genao y Nelson Arroyo, vocero del bloque de diputados del PRM, quienes pidieron solicitar las actas originales a la JCE y revisarlas para lo cual se reunirían el jueves próximo.

El informe disidente fue rechazado por 167 asambleístas, ya que sólo fue apoyado por 23 legisladores que alzaron sus manos. El rechazo de ese informe motivó que varios asambleistas salieran, entre éstos Genao y Arroyo. En el momento de la salida de esos legisladores, Lizardo sometía a votación la proclamación de Medina y Cedeño Lizardo, que fue acogida por una mayoría. Dichos votos no fueron contados.

La Asamblea decidió excluir a Genao y a Arroyo de la comisión que entregará la acta de esa reunión a Medina y a Cedeño.

Incidentes y bullicio

Aunque 12 asambleístas pidieron turnos para hablar solo Genao, Arroyo, Minou Tavárez Mirabal, Guadalupe Valdéz, Víctor Gómez Casanova y Amable Aristy Castro pudieron expresarse, debido a que éste último senador pidió el cierre de los debates.

Genao dijo que era un requisito constitucional que estaba siendo violado el revisar las actas originales de los 16,070 colegios electorales y que la JCE remitió el boletín final del nivel presidencial. Coincidió con Arroyo, Tavarez Mirabal y Valdéz.

Gómez Casanova afirmó que la Constitución no se refiere a actas originales y Lizardo aclaró que recibió las actas originales pero que entregó las copias a los asambleistas.

En varias ocasiones se escuchó el bullicio de los presentes, pero el momento más notorio fue cuando habló Guadalupe Valdéz cuando se refirió a denuncias de fraude y de actas desaparecidas, lo que motivó a que Lizardo le pidiera que se circunscribiera a hablar del tema para el que fueron convocados.

 

Lo que pasó en el 2012
Los medios de comunicación reseñan que el 10 de julio del 2012 la Asamblea Nacional proclamó a Medina Sánchez y a Cedeño Lizardo como presidente y vicepresidenta de la República para el periodo 2012-2016. Los asambleístas tomaron la decisión a unanimidad, luego de revisar y validar las actas electorales de los 14,470 colegios que funcionaron en todo el país en esos comicios. También la JCE envió una copia certificada de la resolución 30-2012 que los declaró ganadores. El 14 de junio del 2012, Reinaldo Pared Pérez se quejó porque la JCE no había remitido las actas originales hasta ese momento.

FUENTE