Nunciatura
SANTO DOMINGO. El exjuez Francisco Arias Valera explicó anoche que su intención, al tratar de pedir asilo en la sede de la Nunciatura, fue llamar la atención para que las autoridades del Banco de Reservas y la Superintendencia de Bancos les devuelvan sus ahorros, porque está ahogado económicamente.

Arias Valera, quien se encuentra en su apartamento del sector de Arroyo Hondo, explicó que está sobreviviendo gracias al sueldo de maestra de su esposa, y la ayuda de algunos familiares. Quiso aclarar que en ningún momento imputó al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía, aunque dijo que no tiene por qué defenderlo, ni tiene nada en contra suya.

“Mi intención fue llamar la atención, de que sectores a lo interno del Gobierno, no del presidente Danilo Medina, a lo interno del Gobierno, en este caso la Superintendencia de Bancos y el Banco de Reservas principalmente, se niegan a cumplir la resolución del 23 de junio que ordena levantar la oposición a los fondos que están en dicho banco”, explicó.

Dijo que tanto el Banco de Reservas como la Superintendencia de Bancos están usando subterfugios para destacar la sentencia de la jueza de la instrucción especial, Ramona Rodríguez López, de la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, que conoce su caso y el de la jueza Awilda Reyes, y que ordena la entrega de sus recursos, pese a que le han hecho siete notificaciones vía alguacil.

Explicó que hizo una carta, como conoce los procedimientos, y la llevó a la Nunciatura, solicitando asilo, pero reiteró que fue como forma de llamar la atención. “Porque si usted no llama la atención en este país, aquí no hacen caso, el ciudadano se muere”, dijo.

Sobre la vinculación a Reinaldo Pared Pérez dijo que le llama a suspicacia que el abogado Manuel Soto Lara, también regidor por el Bloque Institucional Social Demócrata (BIS), se haya querellado contra él, Awilda Reyes y contra el exprocurador Radhamés Jiménez Peña.

“Ese abogado se querella en contra mía y contra el magistrado Radhamés Jiménez Peña, además, el 13 de mayo, ese abogado aparece en la Junta Central Electoral dando una rueda de prensa junto a Reinaldo Pared Pérez. Eso es sospechoso”, afirmó Arias Valera.

En horas de la mañana Arias Valera leyó un documento desde la sede de la Nunciatura donde denunció estaba siendo perseguido por sectores del Gobierno y que recibía presiones.
El pedido de asilo en la Nunciatura

En horas de la mañana de ayer el exmiembro del Consejo del Poder Judicial, Francisco Alberto Arias Valera, quien es procesado por presuntos actos de prevaricación, solicitó asilo político en la Nunciatura Apostólica de Santo Domingo, bajo alegato de que es perseguido por el presidente de la República, Danilo Medina, y el titular del Senado, Reinaldo Pared Pérez.

El exmagistrado, quien junto a la suspendida jueza Awilda Reyes Beltré está acusado de formar parte de una supuesta red mafiosa dentro del Poder Judicial, visitó la sede diplomática del Vaticano sin la compañía de su abogado Carlos Balcácer, quien en horas de la tarde acudió al lugar, y alegó desconocer del plan de su defendido.

Al leer un documento a los periodistas, detrás del portón de la Nunciatura, Arias Valera se autodefinió como un “perseguido del gobierno” y denunció que recibe presiones constantes para forzarlo a llegar a un acuerdo con la Procuraduría General de la República y denunciar al expresidente Leonel Fernández Reyna y el exprocurador Rhadamés Jiménez Peña como cabezas de la presunta red.

“En este momento prefiero optar vivir fuera de mi patria que vivir en ella sin honor”, manifestó Valera, sobre quien pesa una acusación por presuntamente ser parte de una estructura corrupta que recibía sobornos y prebendas de particulares a cambio de favorecer imputados acusados de delitos graves, entre ellos el regidor por Pedro Brand, Erickson de los Santos Solís, acusado de liderar una red de sicarios.

Declaró además que el Banco de Reservas, donde tiene ahorros por RD$2,700,000, se niega a entregárselos, pese a que -según alegó- existe una sentencia que descarga los fondos.

Arias Valera, cuya próxima audiencia está pautada para este miércoles, argumentó que todas las acusaciones sobre él son falsas y aseguró que con su caso se pretende crear el “denominado Quirinazo dos”.

El Ministerio Público solicitó de manera formal apertura a juicio contra Arias Valera y Reyes Beltré en enero de este año, a quienes posteriormente se les dictó prisión preventiva en la cárcel de Najayo.

El día 5 de febrero les fue variada la medida de coerción por arresto domiciliario.

Arias Valera es el segundo dominicano en pedir asilo ante la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede. En febrero de 1962 lo hizo el ex presidente Joaquín Balaguer, quien permaneció 30 días asilado hasta salir del país el 8 de marzo de ese mismo año, tras obtener un salvoconducto con destino a Puerto Rico

Reinaldo se desvincula del caso
4Ayer tarde, el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, dijo que el primer sorprendido es él de la acusación “temeraria”, como calificó las declaraciones de Arias Valera, y dijo que nunca ha hablado con el exconsejero del Poder Judicial, y que el hecho de involucrarlo, tanto a él, como al presidente Danilo Medina, y al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía, en un complot contra el expresidente Leonel Fernández y el exprocurador Jiménez Peña raya en la irresponsabilidad.

FUENTE