PLD

SANTO DOMINGO. La esperanza de armonía y consenso para establecer nuevas reglas en los partidos y nuevos miembros en los organismos electorales quedó ayer trunca.

Nueve partidos políticos reconocidos de la oposición y dos que buscan reconocimiento rompieron el diálogo con el bloque oficialista, y acusaron al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de estar detrás de la inscripción en el Senado de Roberto Rosario y de miembros actuales de los máximos órganos de arbitraje electoral.

“Llevaremos a todo el pueblo dominicano, tanto en el territorio nacional como en el exterior, orientaciones políticas que le ayuden a movilizarse a favor de las libertades públicas y los derechos democráticos y, de manera particular, en defensa del derecho a elecciones justas, democráticas y equitativas”, dijeron.

De inmediato, la respuesta del PLD no se hizo esperar y el exvicepresidente Rafael Alburquerque dijo que “su fin único era que se negociara con ellos los nombres de las personas que integrarían la Junta Central Electoral (JCE), el Tribunal Superior Electoral (TSE) y la Cámara de Cuentas, en desconocimiento y violación a la institucionalidad democrática del país”.

Manifestó que los partidos de oposición nunca estuvieron interesados en el diálogo para consensuar la ley de partidos políticos y la ley de régimen electoral, y afirmó que desde la primera reunión convocada por monseñor Agripino Núñez comenzaron a buscar pretextos.

“Primero fue que se convocaran a todos los partidos; luego, que se oyera a la sociedad civil; y luego, que esta última participara en las reuniones en calidad de acompañante” argumentó.

Pero los partidos opositores advirtieron que no se prestarán a ser engañados por el partido de gobierno, ni le aceptarán que el mismo se asigne los jueces que arbitrarán los próximos certámenes electorales del país.

Fungió de vocero Ramón Rogelio Genao, secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), acompañado de Andrés Bautista, presidente del Revolucionario Moderno (PRM); Guillermo Moreno por Alianza País; Elías Wessin Chávez, del Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC); Max Puig, de Alianza por la Democracia; Minou Tavárez Mirabal, por Opción Democrática; Eléxido Paula, del Humanista Dominicano (PHD); Joan Blowes, del Partido Socialista Cristiano; y Manuel Oviedo, de DxC.

Finjus critica la desconfianza

El vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, dijo que el retiro de la oposición del diálogo es una nueva muestra de la crisis institucional que dejó abierta el pasado proceso electoral. “Este hecho nos indica el bajo nivel en que se encuentra el sistema político dominicano, en crear mecanismos que mediante el diálogo, la discusión y el consenso se busquen fórmulas para fomentar la gobernabilidad democrática en el país”, enfatizó. Abogó porque el diálogo pueda ser reactivado, pero señaló que lo que ha pasado demuestra la desconfianza entre los actores políticos y la sociedad.

FUENTE